El alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, se ha mostrado satisfecho por el acuerdo alcanzado en el Parlamento de Andalucía para que se retomen las obras de desdoble de la carretera A-392, que une a la localidad con Dos Hermanas y solicita que tanto esta vía como los tramos de la SE-40 en servicio se adecuen lo antes posible a los flujos y características del tráfico que soportan de cara a la seguridad vial.

Gutiérrez Limones ha pedido que tras la aprobación para que las obras se retomen, "lo prioritario es eliminar cuanto antes los tramos provisionales de vía creados por la obra, ya que la densidad de circulación de la carretera es muy alta y la seguridad de los conductores es algo prioritario que no puede esperar".

En este sentido, el alcalde de Alcalá de Guadaíra también se ha referido a la necesidad de que el Gobierno Central complete los tramos abiertos de la SE-40 que aún tienen nudos de enlaces sin iluminar con el peligro que esto conlleva para la circulación, así como que acelere el proceso de construcción de nuevos tramos de una infraestructura primordial para Alcalá, todo el área metropolitana y su desarrollo industrial y social. El Ayuntamiento entiende que ambas vías de comunicación son "vitales para la incidencia económica de la ciudad y el no tenerlas al 100% supone un importante riesgo para la conducción".

Por último, el alcalde de Alcalá de Guadaíra considera que el acuerdo en el Parlamento Andaluz sobre la A-392, es la demostración de la subrogación de los intereses partidistas a los asuntos que inciden en el bienestar y el desarrollo económico de los ciudadanos, "algo que no deben olvidar aquellas formaciones que tienen aspiraciones de gobierno y que acostumbran a boicotear cualquier iniciativa para transmitir una imagen caótica y sesgada de la gestión de gobierno".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.