La futura Ley de Transparencia y Buen Gobierno que ya prepara el Gobierno de Castilla-La Mancha incluirá un código de conducta y ético para los altos cargos y representantes públicos de la región, que contemplará sanciones contra las declaraciones machistas que pudieran pronunciar los cargos públicos en el ejercicio de sus funciones.

Estas sanciones podrían acarrear desde el "cese fulminante" de quien pronuncie estas declaraciones hasta suspensiones temporales, además de la reprobación pública por sus palabras.

Así lo ha explicado el portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, quien ha detallado algunos aspectos de esta futura ley acordada en el Consejo de Gobierno del pasado miércoles, sobre la que ha dicho que espera que salga adelante de manera "consensuada" por los dos grupos parlamentarios de las Cortes castellano-manchegas.

Consulta aquí más noticias de Toledo.