Estudiantes Erasmus
Un grupo de estudiantes Erasmus, en las jornadas de bienvenida de la Universidad de Sevilla. ARCHIVO

El mercado del alquiler en las grandes ciudades se prepara para recibir el inicio del curso universitario 2014-2015, con una “oleada” de nuevos estudiantes que optarán por vivir en un piso. Son los universitarios españoles que deben trasladarse de ciudad y también los estudiantes con beca Erasmus, los estudiantes europeos que llegan a España al menos por un curso.

El curso pasado se ofertaron 303.534 plazas para nuevos universitarios en toda España, con una previsión similar para el curso actual. Entre todos estos universitarios, muchos buscarán piso de alquiler. A ellos hay que sumar la comunidad Erasmus, ya que España es país líder en la recepción de este tipo de estudiantes.

El alquiler permite la movilidad nacional e internacional para los jóvenesLos datos del Ministerio de Educación indican que en torno al 50% de los estudiantes nacionales de las provincias más pequeñas deciden comenzar sus estudios superiores en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla.

Según los responsables de Alquiler Seguro, todo ello supone una buena oportunidad para los propietarios de viviendas en alquiler. "El alquiler se sitúa como un enclave estratégico que permite tanto la movilidad nacional, como internacional para los jóvenes que quieren estudiar en España y en Europa”, asegura David Caraballo, Director Comercial de Alquiler Seguro.

Explican que el cambio de residencia implica la búsqueda de un lugar para vivir, y aunque muchos deciden decantarse por residencias para estudiantes o colegios mayores, el alquiler “gana cada vez más adeptos entre los nuevos universitarios”.

“La independencia, la mayor oferta y los precios más asequibles convierten al alquiler en la opción más acertada para la vida universitaria de estudiantes de primer año, pero sobre todo de cursos más avanzados”, afirma Caraballo.