La Guardia Civil del Puesto de Fraga ha detenido a dos personas como presuntos autores del robo de 650 kilos de piezas de hierro galvanizado, pertenecientes a torres de tendido aéreo eléctrico, y cuyo valor, junto a los daños causados, asciende a 16.500 euros.

Esta operación surge tras producirse varios robos y hurtos en instalaciones agrícolas y zona industrial de Fraga y desde el Puesto de la Guardia Civil de esta localidad oscense se inician las investigaciones.

Después de realizar vigilancias y gestiones para recabar información de vehículos y personas sospechosas que se desplazasen por las zonas afectadas, los agentes detectaron serie de vehículos que pudieran resultar sospechosos.

En una inspección a varios centros de reciclado de residuos existentes en la comarca, para verificar las compras y ventas de material, el pasado 29 de agosto se identifica un cúmulo de piezas agrícolas dañadas, en desuso, y piezas de hierro galvanizado en aparente buen estado, por lo que se solicitaron los datos relativos a la identidad de los vendedores de dicha mercancía y resultó que el vehículo utilizado para transportar la carga coincidía con uno de los identificados por los agentes días atrás.

El porte de material vendido al centro de reciclaje era de 650 kilos, habiendo pagado el propietario del centro de reciclaje 97'50 euros por la compra, han informado desde la Guardia Civil.

GRABADOS

Tras apartar pieza a pieza la totalidad del material galvanizado se determinó que las piezas forman parte de una o varias torres metálicas de las que se utilizan por las empresas de electricidad para el tendido eléctrico y que se instalan en la vía pública.

El responsable de la empresa que gestiona el tendido eléctrico en la comarca de Bajo Cinca y Cinca Medio realiza un recuento en la zona de almacenaje, resultando que entre la tarde del día 27 de agosto y el día 1 de septiembre se habían sustraído del lugar 650 kilos de piezas que componen las torretas de tendido eléctrico aéreo por lo que presentó una denuncia.

Durante la inspección ocular del lugar donde se cometió el robo se observó que si bien el acceso a pie a la campa donde se encuentra el material no tiene barrera física, para acceder en vehículo es necesario traspasar una cadena entre dos pivotes metálicos anclados sobre hormigón, uno de los cuales había sido completamente arrancado y colocado nuevamente en su posición para no levantar sospechas.

La operación se ha saldado con la detención de la persona que realizo la venta en el centro de gestión de residuos, M.A.J., de 25 años y vecino de Fraga, y de su acompañante, A.A.M.S. de 28 años y vecino de Museros (Valencia).

Ambos quedaron grabados por las cámaras de seguridad del recinto y junto a los objetos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Fraga, que decretó libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Huesca.