La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a cinco familias de la provincia de Jaén para que donen una muestra de saliva de la que extraer ADN que sirva para identificar los restos exhumados en esa localidad burgalesa que podrían pertenecer a otros tantos presos republicanos jiennenses.

Y es que, según ha explicado este viernes la agrupación en una nota, se tiene "constancia oficial" de la muerte de 154 presos republicanos en la prisión de Valdenoceda (Burgos), que estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943, de los que 13 eran de Jaén, donde todavía viven sus descendientes directos.

Después de "más de diez años de trabajo", la citada agrupación ha conseguido localizar a ocho de esas 13 familias, lo que ha servido para identificar los restos de seis presos que han podido ser devueltos a sus familias, mientras que a otras dos se les ha tomado una muestra de saliva, de la que el laboratorio extrae ADN para cotejar con el de los restos exhumados.

Así las cosas, desde la agrupación se incide en señalar que "el primer paso de toda esta labor es la localización de las familias", y "cinco de las 13 familias jiennenses no han sido localizadas aún"; concretamente, las de Pedro Muñoz Pulido, Toribio Navío Vera, Anselmo Pascual Cano, Manuel Martínez Pulido y Miguel Peña Ortiz.

Según la información aportada por esta asociación, Pedro Muñoz Pulido, de Alcalá la Real, murió el 24 de marzo de 1941, era hijo de Lorenzo y Luisa, viudo, y dejó cuatro hijos, mientras que Toribio Navío Vera, de Villarrodrigo, falleció el 24 de julio de 1941, estaba casado y dejó cuatro hijos y una hija. "Su familia podría vivir en Zaragoza".

Anselmo Pascual Cano, de Puerta de Segura, murió el 20 de febrero de 1942, soltero, hijo de Alberto y Juana y pastor de profesión; Manuel Martínez Pulido, de Villacarrillo aunque domiciliado en Cazorla, perdió la vida el 3 de mayo de 1942, estaba casado y era hijo de Francisco y Quiteria, mientras que, por último, Miguel Peña Ortiz, de Cazorla, falleció el 14 de febrero de 1943, estaba casado con Nicolasa García Rodríguez, dejó cuatro hijos y tres hijas que "deben apellidarse Peña García".

Junto a este listado, la agrupación ha difundido una dirección de correo electrónico —'valdenoceda.exhumacion@gmail.com'— con el objetivo de conseguir la localización de esas cinco familias y poder realizar pruebas, "muy sencillas, sin coste alguno", de ADN.

Prisión de valdenoceda

La prisión de Valdenoceda estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943 en la localidad del mismo nombre, al norte de Burgos, y, según destaca la agrupación, se convirtió "en una terrible cárcel de exterminio, dadas las condiciones de vida de los presos, sin apenas comida", de forma que "la inmensa mayoría de las muertes se produjeron por colitis epidémica, que no era otra cosa que el impacto del hambre y del frío sobre el cuerpo humano".

Allí murieron "oficialmente" 154 personas, que fueron enterradas bien en el cementerio viejo —once de ellos—, en plena calle —dos— o en un solar de Instituciones Penitenciarias —141—, según la agrupación, que se constituyó formalmente en 2005 y que inició en 2007 los primeros trabajos de exhumación, tras los cuales ha conseguido exhumar a un total de 116 restos, ha podido contactar con 95 familias de toda España y ha identificado 49 restos, "muchos de los cuales reposan por fin en su pueblo, con su familia".

Consulta aquí más noticias de Jaén.