Valérie
La excompañera sentimental del presidente François Hollande, Valérie Trierweiler, en una imagen de diciembre de 2013. GTRES

El libro de la exprimera dama de Francia Valérie Trierweiler, en el que el presidente François Hollande no sale especialmente bien parado, ha arrasado en su primera jornada a la venta y las empresas ya comparan su éxito con el de las entregas de Harry Potter o Cincuenta Sombras de Grey.

Sólo la Fnac había vendido 15.000 ejemplares a media jornada del jueves. Un portavoz de la empresa ha asegurado a la emisora Europe 1 que se trata "del mejor arranque desde hace cinco años", dos veces superior a la novela erótica de E.L. James.

El Palacio del Elíseo ha rechazado valorar el libro A la venta física se suma también la 'on line'. 'Gracias por este momento' ocupaba el puesto número uno entre los más vendidos en el portal de Amazon en Francia el mismo día de su esperada puesta en circulación.

El responsable de la librería 'Au Furet du Nord' de Lille, una de las mayores del país, también ha confirmado este ascenso imparable de las ventas e incluso ha dicho temer quedarse sin ejemplares suficientes si la gente seguía acudiendo al mismo ritmo para conocer las intimidades del Elíseo.

Entretanto, el Palacio del Elíseo ha rechazado valorar un libro que no deja de dar titulares a la prensa francesa. Uno de los más sonados ha sido el supuesto desprecio con el que Hollande hablaba de los pobres, refiriéndose a ellos como "los sin dientes".

Trierweiler vio cómo a principios de enero su estabilidad sentimental y política saltaba por los aires por la difusión de unas imágenes en las que Hollande aparecía junto a la actriz Julie Gayet.

Revelaciones y extractos

Una de las cosas más llamativas del libro son las referidas a la vida amorosa de Hollande y de cómo vivió Trierweiler su papel tanto de amante como de pareja engañada.

  • Me alegré de no ser la única celosa. Sí, celosa, lo estaba Sorprendidos como amantes. En el libro, según publica Paris Match cuenta cómo la exmujer de Hollande, Ségolène Royal, les sorprendió juntos en un restaurante cuando el presidente francés aún estaba casado. "Él y yo hablábamos de todo, nos reíamos. De repente apareció Segolene Royal, acercándose hacia nosotros. Advertí a François, que estaba de espaldas a ella en el restaurante. Él pensó que era broma, hasta que ella llegó a nuestra mesa. Se quedó congelado. 'Te he cogido. Espero que no te importe', dijo ella. François era incapaz de emitir una palabra. Fui yo quien le respondió: "estábamos hablando sobre el Tour de Francia. ¡Deja de jodernos!'".

  • La noticia de que era engañada con Julie Gayet. Pero la ex de Hollande también vivió el intenso momento en que salió a la luz la nueva relación de Hollande con la actriz Julie Gayet. "Julie Gayet era la primera notica de la mañana [...] Me sentí caer, no podía oír aquello, corrí al cuarto de baño. Cogí una bolsa con pastillas [...] François me siguió. Él trataba de arrebatarme el bolso. En el forcejeo las píldoras quedaron esparcidas sobre la cama y el suelo. Me las arreglé para recuperarme  [...] Quería dormir, no quería vivir las horas que iban a suceder a continuación. Sentí la tormenta a punto de romper en mí y no tenía la fuerza para resistir. Quería huir. Me desmayé".

  • Intento de reconciliación. Tras la ruptura, Hollande intentó recuperar a Trierweiler. "Me envió 29 mensajes de texto en un día", cuenta, y añade "él me dijo que ganaría de nuevo, como unas elecciones", según publica leditiondusoir.fr.

  • Celosa e identificada con Michelle Obama. Valérie Trierweiler revela que sufrió los celos mientras estuvo emparejada con Hollande. Cuenta que cuando vio las noticias del enfado de Michelle Obama por las fotos que se hizo su marido con la primera ministra danesa se sintió reflejada. "Me alegré de no ser la única celosa. Sí, celosa, lo estaba, como lo he estado con todo hombre que amaba".

  • Se burlaba de los pobres. Trierweiler, de orígenes humildes, cuenta en el libro que su marido se burlaba de ella por eso. "Él, el hombre de izquierdas, dice en privado 'los sin dientes', muy orgulloso de su sentido del humor", al referirse a los pobres.

  • Hollande en la intimidad de la residencia presidencial. "En el Elíseo, se deshumaniza. Es frío, ya no sonríe. Soy su títere, no valgo nada. Silencios y observaciones mordaces me hacen perder gradualmente la confianza en mí misma", escribe Trierweiler.

  • Strauss-Kahn es detenido por acoso sexual. También hay revelaciones de índole político, como cuando el expresidente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn (rival político de Hollande) fue detenido por supuesto abuso sexual: "No recuerdo la hora, ¿dos o tres de la mañana? Me desperté de nuevo. La prensa estadounidense anunció que Strauss-Kahn había sido arrestado por violación. Esta vez se levantó de un salto de manera firme y se fue a consultar su iPhone. No había tiempo para regodearse con DSK, François ya estaba analizando las consecuencias".

  • Un Hollande infeliz. "Durante un paseo me dijo, mientras estábamos hablando de Fabius" (Laurent Fabius exprimer ministro de Francia) 'es terrible para él, desperdició su vida'. Le dije: '¿Por qué dices eso?' y respondió 'porque nunca se convirtió en presidente'. 'Pero eso no significa que él perdiera su vida'. Se le ve feliz con lo que hace y con su pareja. ¿Y tu, eres feliz?, le pregunté. Entonces respondió 'No'".

  • Hollande vive en "una negación constante". En otro episodio la exprimera dama cuenta cómo un día hablando de la candidatura de Hillary Clinton Hollande dijo: "Sería grotesco si fuera candidata después de su marido. Me impresionó. Le recordé que había sido candidato después de Ségolène Royal. Y que habían sido rivales en las primarias", rememora. "En el espíritu de Francois Hollande, lo que está permitido para él no lo está para otros. Él vive en la negación constante", afirma.

  • Sin intimidad por su labor política. "Incluso nuestro baño se ha convertido en un lugar de reuniones. Una tarde vi al asesor de prensa Claude Sérillon allí dentro, siguiendo al presidente. Le eché fuera, indignada por tal atrevimiento".