UGT, USO y CCOO no descartan recurrir a medidas de presión como la realización de movilizaciones ante el enquistamiento de las negociaciones en torno al convenio colectivo provincial de limpieza de edificios y locales de Baleares, proceso en el que, advierten, los sindicatos no están dispuestos "a realizar concesiones de ningún tipo".

Las entidades sindicales han emitido un comunicado conjunto en el que anuncian además la convocatoria de asambleas informativas para los trabajadores, la primera de las cuales tendrá lugar el 18 de septiembre en el salón de actos de la sede de UGT a partir de las 10.00 horas y, por la tarde, desde las 16.30 horas.

Los sindicatos recuerdan que este jueves tuvo lugar la última de las reuniones (la séptima en ocho meses) de la Mesa de Negociación del Convenio, un encuentro que, "al igual que los anteriores, ha venido marcado por la más absoluta intransigencia por parte de la patronal del sector (ABENET y ASPEL)".

Y es que, tal y como lamentan, desde la patronal "no ven más allá de sus propios intereses y su propuesta supone un insulto en toda regla a los trabajadores de un sector que han tenido que librar en el pasado auténticas batallas campales para salvaguardar los derechos y prerrogativas laborales que actualmente disfrutan".

"Con el manido argumento de la crisis, la patronal pretende hacer efectiva una propuesta que, en síntesis, contempla un recorte salarial conforme a un IPC que, según ellos, actualmente se encontraría en cifras negativas, congelación de complemento de antigüedad, eliminación de las prerrogativas por IT o supresión de las retribuciones que actualmente se perciben los trabajadores del sector por días festivos trabajados".

En este contexto, los sindicatos aseveran en su nota que "la parte social no está dispuesta a realizar concesiones de ningún tipo, habiéndose marcado como referente mínimo para empezar a negociar el actual convenio colectivo. Convenio que, dicho sea de paso, hay muchas empresas que, a día de hoy, no lo están respetando".