La Asamblea de Estudiantes de Logroño ha repartido esta semana el material escolar recogido durante el mes de agosto por las calles de Logroño. En una acción "reivindicativa y a la vez solidaria" se han beneficiado más de 450 familias, medio centenar más que en la campaña anterior.

El reparto de libros de texto y material escolar se realizó en el Centro Cívico 'Madre de Dios' durante la primera semana de septiembre. Con esta acción se pretendía "dar un toque de atención a las instituciones que tienen que garantizar nuestros derechos, tanto el Gobierno de La Rioja como el Ayuntamiento de Logroño".

"Criticamos, de esta manera, la falta de respuestas que estas instituciones están teniendo a nuestros problemas, a los problemas de la sociedad civil".

En este caso, en el ámbito estudiantil, "la falta de recursos de muchas familias para hacer frente a los gastos del inicio del curso escolar. A la falta de ayudas y la reducción de becas, hay que añadir la eliminación del programa de gratuidad de libros de texto".

Además, "nos encontramos con un ascenso del porcentaje de pobreza infantil en La Rioja, un 33 por ciento, y un aumento del riesgo de exclusión social".

Desde la Asamblea de Estudiantes "hemos podido constatar y ver la realidad social en la que vivimos. La realidad golpea a las familias con dureza. Con esta campaña hemos participado en una grata y dura experiencia solidaria a la que habíamos invitado a participar a diversos responsables y representantes públicos, pero han declinado la oferta y se han negado a asistir".

Por todo ello, finalizan, "la realidad golpea con dureza a las familias más vulnerables, una realidad donde se vive con 420 euros al mes, una realidad en la que se tiene que hacer un desembolso de unos 300 euros de media en libros de texto para cada hijo, una realidad que si nos es por iniciativas solidarias como esta, sería más cruda de lo que aún es".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.