Disturbios en Ferguson
Los oficiales de la policía del condado de St. Louis, Misuri, lanzan gas lacrimógeno a los manifestantes, días después de que un agente asesinara a un Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años. EFE

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha confirmado este jueves que el Departamento de Justicia ha abierto una amplia investigación sobre las prácticas del cuerpo de Policía de Ferguson (Misuri), tras la muerte del joven afroamericano Michael Brown por un disparo de un agente.

Tras varias semanas de violentas protestas en esta ciudad, Holder ha asegurado que se esclarecerá lo sucedido en la muerte de Brown y se investigará al cuerpo policial, al que se le acusa de cometer abusos, utilizar una fuerza desmedida y discriminar a parte de los residentes de la ciudad, según informa el diario estadounidense USA Today.

Se acusa al cuerpo policial de cometer abusos, utilizar una fuerza desmedida y discrimar a parte de los ciudadanosEl fiscal general visitó Ferguson hace dos semanas y ha recordado cómo la gente "expresaba sistemáticamente sus preocupaciones acerca de las prácticas policiales", así como sobre la falta de diversidad entre los agentes.

La mayoría de los residentes de Ferguson son negros y el Departamento de Policía de la ciudad es mayoritariamente blanco. "Nuestra investigación evaluará el uso de la fuerza por parte de los agentes, incluida la fuerza letal", ha asegurado Holder, quien añade que los investigadores revisarán controles policiales, allanamientos, detenciones, además del tratamiento de los reclusos en la cárcel de la ciudad.

Durante una rueda de prensa en Washington, Holder ha advertido de que el Departamento de Justicia podría ampliar su investigación para incluir a las fuerzas policiales de las ciudades vecinas.

En todos los casos, se revisarían años de datos policiales para ver si existe un patrón de actuación policial discriminatoria y uso excesivo de la fuerza.

Con el apoyo de amnistía internacional

Amnistía Internacional ya ha dado su apoyo a la investigación. "La decisión del Departamento de Justicia de investigar al cuerpo de Policía de Ferguson es positiva, pero también debería investigar las violaciones de los Derechos Humanos en relación con la actuación policial en las protestas ocurridas tras la muerte de Brown en Ferguson".

Así se ha manifestado el director ejecutivo de Amnistía Internacional en Estados Unidos, Steven W. Hawkins. "Es esencial que haya una total transparencia y rendición de cuentas cuando se trata del uso de la fuerza contra los miembros de una comunidad", ha añadido.

Además, la ONG ha pedido al fiscal general estadounidense que haga una comisión nacional para examinar el uso de la fuerza excesiva y letal y la militarización de la Policía y que exija al Departamento de Justicia que recopile y publique las estadísticas nacionales sobre los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad.