La Fiscalía del Principado de Asturias solicita penas que suman 21 años y seis meses de prisión para un acusado de cometer, entre febrero y mayo de este mismo año, seis robos violentos en distintas calles de Oviedo y de intentar uno más, que no llegó a consumar.

El acusado, de 18 años, se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el pasado mes de julio. No obstante, según el límite temporal establecido en el artículo 76.1 del Código Penal, la Fiscalía pide que el máximo de cumplimiento efectivo sea de 9 años de internamiento. La vista oral se celebrará este viernes en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 10.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado sobre las 5.30 horas del 22 de febrero de 2014, propinó un fuerte puñetazo en la cara a un joven que se encontraba en la calle Marcos Peña Royo de Oviedo. A continuación, le exigió que le diera el dinero que llevara encima. Le dio 30 euros en efectivo y un móvil, valorado en 100 euros.

Sobre las 6.30 horas del 1 de marzo de 2014, el acusado se acercó por la espalda a dos jóvenes en la calle González del Valle de Oviedo. Sin mediar palabra, lanzó una patada a la altura del cuello a uno de ellos y le dio un puñetazo en la cabeza al otro. Les exigió igualmente que le entregaran todo el dinero que llevaran. Uno de ellos le dio 60 euros, mientras que el otro logró escapar sin darle nada, en busca de ayuda.

El 9 de marzo de 2014, sobre las 05.50 horas, el acusado se acercó por la espalda a otro joven en la calle Pedro Antonio Menéndez de Oviedo. Tras propinarle un fuerte rodillazo que le hizo caer al suelo, se colocó encima de él, al tiempo que le decía: "Dame todo lo que tengas". La víctima le dio su móvil, valorado en 500 euros, así como la cartera con sus efectos personales y 20 euros.

Sobre las 23.30 horas del 24 de marzo de 2014, el acusado, aprovechando que un joven entraba en el portal de su casa, en la calle Alejandro Casona de Oviedo, entró con él y, mientras esperaban la llegada del ascensor, le propinó un fuerte empujón que lo arrojó al suelo. A continuación le dio dos fuertes patadas. El acusado logró arrebatarle un móvil y 30 euros en efectivo.

El 13 de abril de 2014, sobre las 06.30 horas, el acusado se acercó a un joven en la calle Ildefonso Martínez de Oviedo y le exigió que le entregase dinero y el móvil. La víctima se negó, por lo que el acusado le dio un golpe en la cara con un paraguas que llevaba. No consiguió apoderarse de nada, debido a la oposición que ofreció el joven.

Sobre las 4.30 horas del 18 de mayo de 2014, el acusado, aprovechando que un joven accedía al portal de su domicilio, en la calle La Lila de Oviedo, le propinó un fuerte puñetazo en el rostro, haciéndole caer al suelo, y lo llevó hacia una zona alejada del inmueble, donde le volvió a dar dos golpes. Acto seguido le arrebató un móvil y un billete de 5 euros.

Le rompe la nariz y dos dientes

Sobre las 7.00 horas del 25 de mayo de 2014, el acusado aprovechó nuevamente que otro joven entraba en el portal de su domicilio, en la Avenida de Galicia de Oviedo, para entrar con él. Una vez en el interior, le dio varios puñetazos en la cara, tirándolo al suelo, donde continuó agrediéndole. Acto seguido le arrebató la cartera y un móvil. El joven sufrió fractura de los huesos propios de la nariz, una herida en el labio y fractura parcial de dos dientes.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de seis delitos de robo con violencia de los artículos 237 y 242.1 del Código Penal, de un delito intentado de robo con violencia de los artículos 237 y 242.1 (en relación con el 16.1 y 62), de un delito de lesiones del artículo 147.1 y de seis faltas de lesiones del 617.1.

Y solicita que se le impongan penas que suman 21 años y 6 meses de prisión, el pago de una multa de 1.800 euros (con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago), abono de las costas procesales y el pago de indemnizaciones por más de 4.500 euros, más los gastos asistenciales de las víctimas y las cantidades que se fijen por los efectos robados y no recuperados. Todo ello más los intereses legales.

Desglosada, la petición de condena es la siguiente: tres años de prisión por cada uno de los seis delitos de robo con violencia (en total, 18 años); un año y seis meses de prisión por el delito intentado de robo con violencia; dos años de prisión por el delito de lesiones; multa de 50 días con una cuota diaria de 6 euros (300 euros) por cada una de las seis faltas de lesiones (1.800 euros en total).

El máximo de cumplimiento se fijará en 9 años, según el artículo 76.1 del Código Penal. En el caso de ser condenado, la Fiscalía solicita que no se conceda al acusado el tercer grado penitenciario hasta que haya cumplido al menos la mitad de la pena impuesta.

Consulta aquí más noticias de Asturias.