Ébola en Liberia
Enfermeros liberianos recogen el cuerpo de un ciudadano fallecido a causa del ébola en la capital Monrovia. EFE/EPA/AHMED JALLANZO

El médico Rick Sacra, el tercer estadounidense contagiado de ébola en Liberia, está siendo repatriado a Estados Unidos para recibir tratamiento contra la enfermedad, según informó este jueves el grupo misionero con el que colabora el paciente.

La organización religiosa SIM USA, informó de que Sacra arribará en la mañana del viernes a la ciudad de Omaha, en el estado de Nebraska, para ser trasladado de inmediato a El Centro Médico de Nebraska, en donde será ingresado en una unidad especial.

Desde que se detectó que padecía la enfermedad, el médico ha recibido tratamiento en una unidad de aislamiento de ELWA, el centro médico que la organización tiene en la capital del país africano, y en donde ha recibido un "excelente cuidado", según precisó en un comunicado el presidente de SIM USA, Bruce Johnson.

"Sin embargo, El Centro Médico de Nebraska provee un avanzado equipo de supervisión y una amplia disponibilidad de opciones de tratamiento", agregó Johnson.

El presidente de la organización religiosa manifestó su agradecimiento a todas las agencias y organizaciones en Estados Unidos y en Liberia que han permitido que Sacra pueda ser traslado a su país, y destacó de manera especial al Departamento de Estado del Gobierno de EE UU.

Viajó a atender embarazadas

Sacra, de 51 años, viajó a Liberia hace un mes para atender a mujeres embarazadas y colaborar en los partos en el centro médico ELWA que SIM USA tiene en Monrovia, la capital del país africano.

Sacra, de 51 años, viajó a Liberia hace un mes para atender a mujeres embarazadasTras conocer que Writebol y Brantly, los otros dos estadounidenses enfermos de ébola, habían sido contagiados, Sacra contactó con la organización y les informó de que estaba "listo" para viajar a Liberia, según el SIM.

Según el grupo misionero, el doctor no tenía contacto directo con pacientes con ébola y siguió estrictamente todos los protocolos establecidos para evitar el contagio, por lo que hasta el momento se desconoce de qué manera se infectó.

Los doctores Nancy Writebol y Kent Brantly fueron dados de alta el mes pasado en el Hospital Universitario de Emory, en Atlanta, tras ser tratados durante tres semanas y convertirse en los primeros humanos en recibir el medicamento experimental ZMapp.

El brote de ébola, que afecta actualmente a Liberia, Sierra Leona, Guinea Conarky y Nigeria ha sido catalogado como el peor desde que se descubrió el virus en 1976 en la República Democrática del Congo (RDC), ha causado al menos 1.552 muertes desde el mes de marzo.