Juan José Ibarretxe
El lehendakari, Juan José Ibarretxe, durante la rueda de prensa que ofreció hoy en la localidad vizcaína de Balmaseda. EFE/Alfredo Aldai
El lehendakari del Gobierno Vasco, Juan José Ibarretxe, alerta sobre "la delicada situación" política del País Vasco y afirma que los terroristas "pueden volver a hacernos sufrir", pero asegura que, "haga lo que haga ETA, daré la palabra al pueblo en esta legislatura".

En una entrevista ofrecida por el periódico guipuzcoano Diario Vasco, Ibarretxe expone que, tras el atentado de Barajas, la "situación es muy delicada" en los partidos vascos y, especialmente, en Batasuna, y que ETA junto al resto de la izquierda abertzale sabe que aquella bomba, "además de matar a dos personas inocentes, constituyó un enorme error que puso patas arriba el proceso de paz".

Estoy convencido de que la etapa de la violencia está próxima a su fin de una vez y para siempre

Así, lamenta que, en lugar de trasladar a la sociedad que la violencia "se ha acabado", ETA evidencia que "está organizando comandos, como es el caso del Comando Donosti".

Sin embargo, el lehendakari pide a los vascos que no pierdan la esperanza porque "a pesar de que ETA está ahí y puede volver a atentar, estoy convencido de que la etapa de la violencia está próxima a su fin de una vez y para siempre".

Según dice, "veo una Euskadi en paz, con capacidad para alcanzar acuerdos políticos y veo la esperanza en la sociedad vasca" y, añade que "la esperanza es dar la palabra al pueblo y hacerlo además en paz, para que podamos decidir con libertad nuestro futuro".

Ibarretxe afirma que "no podemos estar esperando lo que haga ETA" por lo que anuncia que trabajará para cumplir la palabra que dio a la sociedad vasca, cuando aseguró que "el proceso iba a acabar en una consulta democrática" y vaticinó que podría realizarse en esta legislatura.

Si alguien intenta volver atrás, no va a contar ni con el apoyo del Gobierno Vasco ni del lehendakari

Argumenta que "nos hubiera gustado que el proceso de paz hubiera continuado, nos hubiera gustado una mesa de partidos para proyectar acuerdos que hubieran acabado en un modelo de consulta, pero si alguien intenta volver atrás, no va a contar ni con el apoyo del Gobierno Vasco ni con el apoyo del lehendakari".

Reivindicó "llevar la iniciativa" ante quienes "nos quieren llevar hacia un pasado destructivo" y anunció que arriesgará con el objetivo de "dar al pueblo vasco lo que es suyo: la paz y el derecho a decidir".

Sobre posibles pactos para gobernar las diputaciones forales y los ayuntamientos, Ibarretxe apuesta por repetir la fórmula que sostiene a su Gobierno -PNV, EA y EB-, como "un gran activo para la estabilidad y la centralidad de este país", aunque añade que si con esas formaciones no se alcanzaran las mayorías necesarias, "no descarto a priori ninguna posibilidad de acuerdo con ninguna formación".