Científicos alemanes aseguran que han sido capaces de producir espermatozoides inmaduros a partir de muestras de médula ósea, informa la BBC.

Si se lograran producir espermatozoides completamente desarrollados, algo que los autores del estudio creen que podrá lograrse en un plazo máximo de cinco años, se daría un gran salto adelante en lo que respecta a los tratamientos contra la infertilidad.

Los expertos han reaccionado con cautela ante la noticia, afirmando que aún queda mucho camino por recorrer.

Además, una ley de próxima aprobación en el Reino Unido impediría el uso de óvulos o esperma creados de forma artificial en los tratamientos de fertilidad.

Los investigadores de las universidades de Göttingen y Münster and del Centro Médico de Hannover aislaron células madre adultas tomadas de muestras de médula espinal proporcionadas de forma voluntaria por un grupo de hombres.

Los investigadores consiguieron inducir a un puñado de esas células a transformarse en espermatogonias -células primordiales que luego se convierten en espermatozoides- y no en células musculares, utilizando un proceso conocido como transdiferenciación.

El líder del proyecto, el Profesor Karim Nayernia, ha afirmado que espera que gracias a sus investigaciones las mujeres que se han quedado estériles por culpa de la quimioterapia puedan un día tener hijos.

Nayernia asegura que el paso siguiente, la conversión de las espermatogonias en espermatozoides -un proceso conocido como espermatogénesis- podrá lograrse en el laboratorio en un plazo de entre 3 y 5 años.

Otros científicos declaran sin embargo que no hay que echar las campanas al vuelo y que la manipulación de células madre podría causar cambios genéticos permanentes en el esperma, haciendo que su uso pudiera resultar inseguro en los tratamientos de fertilidad.

Los resultados fueron presentados en una conferencia internacional de fertilidad.