Detenido Kasparov
Garry Kaspárov, líder del Frente Cívico Unido de oposición al gobierno de Putin, antes de su detención. REUTERS/Sergei Karpukhin
Garry Kaspárov, ex campeón mundial de ajedrez y uno de los organizadores de la acción de protesta "Marcha de los disidentes", fue detenido hoy por la policía en el centro de Moscú poco antes de que la marcha fuera disuelta y se registraran otras 170 detenciones.

La detención de Kaspárov, líder del Frente Cívico Unido, se produjo junto a la plaza Pushkin, desde donde los opositores tenían previsto iniciar su marcha, prohibida por el Ayuntamiento.

Disolución de la protesta

"Gracias a la acción coordinada de la policía se consiguió impedir la llamada 'Marcha de los disidentes', que no tenía permiso de las autoridades. Cerca de 170 personas fueron detenidas", dijo el portavoz de la Policía de Moscú, Víctor Biriukov, citado por la agencia Interfax.

La detención de Kaspárov, líder del Frente Cívico Unido, se produjo junto a la plaza Pushkin, desde donde los opositores, alrededor de dos millares de personas, iniciaron su marcha.

Un portavoz policía Interfax indicó que Kaspárov fue detenido por incurrir en "acciones claramente provocadoras".

Un portavoz policíal indicó que Kaspárov fue detenido por incurrir en "acciones claramente provocadoras".
"La policía antidisturbios ataca a mansalva a los ciudadanos de Rusia. La ciudad está de hecho en estado de sitio", dijo Kaspárov en declaraciones a la radio Eco de Moscú.

Las autoridades moscovitas movilizaron a cerca de 9.000 policías, que prácticamente tomaron el centro de la ciudad, donde hoy también se manifestaron organizaciones juveniles que respaldan al presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Entre los detenidos se encuentra el líder de la juventud del partido liberal de oposición Yábloko, Iliá Yashin, y María Gaidar, hija del ex primer ministro ruso Yegor Gaidar y máxima dirigente del movimiento juvenil "Da" (Sí).

"Rusia sin Putin"

Yashin y Gaidar fueron arrestados por los efectivos policiales cuando comenzaron a corear la consiga "Rusia sin Putin".

La policía intentó detener también al ex primer ministro Mijaíl Kasiánov, dirigente de La Otra Rusia, pero sus guardaespaldas consiguieron impedirlo, declaró la portavoz del político opositor, Elena Dikun.

"He visto como la policía ha golpeado con porras a unas abuelitas", dijo a Eco de Moscú el diputado opositor Nikolái Rizhkov, quien calificó de "abominable e ilegal" la acción de la fuerza pública.

Muchos de los participantes en la marcha, que consiguió avanzar varias calles antes de ser disuelta, portaban ejemplares de la Constitución de Rusia, que garantiza a los ciudadanos del país el derecho a manifestarse libremente.

Tras la disolución de la marcha los opositores se reunieron en un mitin en la plaza Turguénev, actividad autorizada por el Ayuntamiento de Moscú.