Brett King
Brett King, el padre del niño británico AK, que padece un tumor cerebral. EFE

El niño británico de 5 años Ashya King seguirá unos días en el hospital de Málaga (sur de España) donde se encuentra ingresado a consecuencia del tumor cerebral que padece y cuando mejore su estado viajará a la República Checa o Francia a recibir tratamiento.

Viajará a la República Checa o Francia a recibir tratamientoEl abogado de la familia, Juan Isidro Fernández, así lo ha asegurado tras abandonar esta tarde el Hospital Materno Infantil de Málaga junto al padre del menor, Brett King, y el hijo mayor de éste, mientras que la madre se ha quedado junto a Ashya en su habitación de la planta de Oncología Pediátrica.

Ashya King fue hospitalizado en dicho centro de Málaga después de que sus padres fueran detenidos el sábado por una orden de búsqueda emitida por el Reino Unido tras sacar al niño sin consentimiento médico del centro sanitario inglés donde estaba siendo tratado.

El letrado ha precisado que la custodia y patria potestad del pequeño la tienen los padres y que están solucionando alguna cuestión sobre la tutela, que afirma no se la retiraron, pese a que un juzgado de Portsmouth (Reino Unido) comunicó lo contrario. Cuando el niño esté mejor viajará en un avión medicalizado al país donde finalmente vaya a recibir el tratamiento, trasladado por las autoridades españolas, según el abogado, lo que prevé en un plazo aproximado de una semana.

"Está débil"

El padre, que ha abandonado el hospital pasadas las 19.30 horas, ha explicado a los periodistas que aguarda el traslado del menor y que han empezado su rehabilitación, para lo que él mismo le ha hecho masajes en sus piernas en espera de que mejore porque "el tratamiento siguiente es muy duro y está débil".

El niño continúa estable y bien, dentro de su estadoLa familia estudia la terapia a aplicar al pequeño en esta situación, que en el momento en que se decida será comunicada al juzgado de Portsmouth. El cónsul del Reino Unido en Málaga ha mantenido una reunión con el padre y el abogado para abordar la situación, después de que los progenitores quedarán anoche en libertad tras estar detenidos judicialmente desde el pasado lunes en la prisión de Soto del Real (Madrid).

El niño continúa estable y bien, dentro de su estado, en el hospital adonde llegó el pasado sábado tras ser localizado junto a sus padres en un hostal de la provincia malagueña. Ashya se ha echado a llorar al reencontrarse con sus padres en el centro sanitario en un momento muy emotivo, según han relatado testigos presenciales.

"Amor" a su hijo

Brett King dijo esta mañana en conferencia de prensa en Sevilla que todo lo que han hecho ha sido "por amor" a su hijo y para que éste no terminara hecho un vegetal y que "algo ha fallado en la Justicia" de su país, por culpa de la cual su esposa y él han sido "tratados como criminales".

Los padres se habían trasladado desde su país hasta Málaga para vender un piso de su propiedad y poder pagar al hijo un tratamiento alternativo a la quimioterapia en República Checa. De hecho, la familia inició después una campaña en internet reclamando donaciones con las que costear esa atención.