La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha anunciado que va a proponer al Grupo Parlamentario Popular que se habiliten como periodos ordinarios "para siempre" en el funcionamiento de las Cortes los meses de enero y julio, de forma que se consideren periodos hábiles porque "nuestras Cortes tienen mucho que hacer, mucho por hacer".

Cospedal se ha pronunciado así tras valorar el trabajo del Grupo Popular en el Parlamento autonómico y agradecer el apoyo que ha otorgado al Gobierno durante este último año y desde el comienzo de legislatura, siendo consciente de que "no han sido tiempos fáciles" y de que los 'populares' han apoyado "de manera entusiasta y con un convencimiento democrático sin parangón" medidas como la reducción de diputados o de su salario fijo.

Previamente, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, ha empleado su intervención para mostrarse seguro de que una muestra de que el PSOE reconoce que las cosas van bien en la Comunidad Autónoma es el hecho de que su portavoz, José Luis Martínez Guijarro, no se haya querido pronunciar sobre la gestión del último año del Ejecutivo.

"Como verán que esta región está saliendo de la crisis ahora quieren hablar del pasado, y no del último año, de esa manera reconocen que la región va bien", ha declarado Cañizares, quien se ha mostrado convencido de que los socialistas "no quieren que esto vaya bien, creen que ahora cualquier tiempo presente y futuro es peor".

Además, ha resaltado que al PSOE no le haya gustado "mucho" el anuncio de rebaja fiscal y lo "mal" que le ha sentado el de Ley de Transparencia de la región anunciada por la presidenta autonómica, María Dolores de Cospedal, recordando que con esa norma se evitarán situaciones que se producían en Castilla-La Mancha como el caso Seseña.

Finalmente, y seguro de que las resoluciones que elevará el PP al Debate tienen "el objetivo único y claro de mejorar la vida de los ciudadanos", ha apuntado que "esta región se merece algo mejor que la mentira como forma de Gobierno, pensar que ciudadanos son gente a la que se le tiene que engañar para convencerla es minusvalorarles, porque la gente sabe a quién vota y por qué lo vota".

Consulta aquí más noticias de Toledo.