Ccoo pv y STEPV han recomendado a los profesores que hagan un seguimiento de las temperaturas en el aula "para probar a la Conselleria de Educación" la situación en que se encuentran alumnado y profesorado y "poder exigir medidas para combatirlo o llevarlo a las instancias que tienen competencia, en este caso Inspección de Trabajo". En este sentido, STEPV ha instado a la Conselleria a "cancelar las clases hasta que bajen las temperaturas".

En este sentido, STEPV, en un comunicado, ha explicado que en la encuesta que ha realizado a 200 centros "corroboran que las temperaturas están por encima del máximo de 27ºC permitido por la legislación".El 96 por ciento de los centros encuestados "tenían más de 27ºC en las aulas esta mañana"; y en el 35 por ciento de estos centros el mercurio ha marcado entre 27 y 30ºC; mientras que en el 65 por ciento restante, las temperaturas "no han bajado de los 30ºC".

De hecho, ha apuntado que en algunos centros las AMPA han comprado ventiladores para hacer frente al calor y en otros han solicitado a Educación la instalación de aires acondicionados. "En otros, incluso, han salido fuera del edificio a continuar las clases porque la temperatura interior era insoportable", ha asegurado.

Dos alumnos atendidos

Asimismo, el sindicato ha dicho que tiene constancia que dos alumnos han tenido que ser atendidos médicamente por el fuerte calor, en l'Alcúdia (Ribera Baixa) y en Altea (Marina Baixa).

Por todo esto, STEPV presentará este jueves una denuncia a inspección de trabajo y solicitará el aplazamiento de las clases hasta que bajan las temperaturas a los niveles exigidos por la ley. Además, anima a los padres a "no llevar los hijos en los centros escolar si la administración no aplaza las clases".

Por su parte,

Ccoo pv ha recordado que el Real Decreto 486/1997 establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud que tienen que cumplir los centros de trabajo, entre ellas está la temperatura. En él se establece que en lugares donde están trabajos sedentarios, entre los cuales, las aulas, tiene que estar comprendida entre 17 y 27 ºC .

El sindicato ha advertido de que una temperatura no adecuada puede producir molestias e incomodidad "tanto en el profesorado como el alumnado y afecta a la ejecución de sus tareas y al rendimiento laboral y académico".

Asimismo, ha recordado que ya denunció en junio esta situación en las aulas ante la Inspección de Trabajo, "puesto que también en estas fechas se suelen lograr temperaturas elevadas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.