Los padres del niño británico Ashya King permanecieron en el módulo de Enfermería durante todo el tiempo que estuvieron en la cárcel madrileña de Soto del Real desde la tarde del lunes hasta la noche de ayer, según han informado a Europa Press fuentes penitenciarias.

Estas mismas fuentes precisan que Brett y Naghemeh King no llegaron a pasar por el Módulo de Ingresos donde habitualmente se traslada a los presos antes de derivarlos a alguno de los otros 14 módulos de vida normal con los que cuenta el centro penitenciario. Además cuenta con otro módulo de Aislamiento para los presos conflictivos.

Durante las más de 24 horas que permanecieron en Soto del Real, los padres del niño estuvieron en el Módulo de Enfermería donde, aunque separados el uno del otro, no tuvieron contacto con otros presos de la cárcel, según las fuentes consultadas. Además fueron asistidos por una funcionaria de prisiones que domina el inglés que sirvió de traductora.

En ese módulo las camas son ligeramente más grandes que las de un módulo normal y están habilitadas para el trabajo de los facultativos médicos. Las fuentes consultadas por Europa Press aseguran que se mostraron "tranquilos en todo momento" y fueron atendidos por los servicios médicos que certificaron que se encontraban en buen estado.

La Audiencia Nacional ordenó la detención judicial de ambos adultos (detenidos el sábado en Málaga) por un plazo máximo de 72 horas. Contra ellos pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega emitida por Reino Unido después de que sacaran a su hijo —que sufre un tumor cerebral— del hospital sin permiso médico. Profesan la religión de los Testigos de Jehová.

Su hijo ingresado en málaga

En torno a las 23 horas de ayer, ambos abandonaron la cárcel. En la puerta de la prisión madrileña aguardaba un vehículo de un familiar con el que viajaron a Andalucía para acudir al Hospital Materno Infantil de Málaga donde permanece ingresado su hijo de cinco años.

Ante la insistencia de la prensa, el padre mandó un mensaje de agradecimiento en declaraciones a los numerosos medios congregados en la puerta de la prisión tanto a las autoridades españolas como a las británicas por las gestiones realizadas. "Gracias por todo, gracias a España por ayudar. Thank you to England", dijo.

La Fiscalía británica revocó la petición de arresto contra el matrimonio por llevarse a su hijo del centro médico londinense donde se encontraba ingresado, lo que llevó al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu a archivar el procedimiento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.