El PSOE en la Diputación de Málaga ha iniciado una campaña por toda la provincia para criticar "la discriminación" que genera la ayuda del IBI en determinados municipios. Así, este miércoles, los socialistas ha especificado las viviendas que se quedan excluídas en las localidades malagueñas de Ojén, Casarabonela y Guaro.

En este sentido, el alcalde socialista de Ojén, José Antonio Gómez, ha anunciado que se van a poner en marcha distintas acciones "para exigir que nuestro pueblo no se vea discriminado y marginado por la Diputación".

En rueda de prensa junto al portavoz socialista en la institución provincial, Francisco Conejo, Gómez ha criticado que "el 91,52 por ciento de las viviendas de Ojén se quedan sin esta ayuda". En concreto, un total de 2.493 inmuebles quedan excluidos, ha dicho, apuntando que también permanecen al margen todos los locales comerciales.

"Con los criterios aprobados por el PP en la Diputación, Ojén es uno de los pueblos donde menos viviendas se benefician de la subvención en toda la provincia de Málaga", ha criticado el primer edil. "Nos quedamos sin ayuda porque han establecido criterios muy injustos. La mayoría de las viviendas de Ojén, al igual que pasa con el resto de municipios de la Costa del Sol tienen un valor catastral superior a 100.000 euros", ha expuesto.

A este respecto, ha señalado que el PP considera que el valor catastral garantiza que la ayuda llegue a quien la necesita. "Nosotros defendemos que el valor catastral no vincula la situación económica de la familia que viva en esa vivienda. Una familia puede vivir en una casa con un valor catastral superior a 100.000 euros y encontrarse en estos momentos en una situación de desempleo o tener una pensión pequeña en el caso de jubilados", ha detallado.

Asimismo, ha declarado, numerosos vecinos del municipio no tienen domiciliado el recibo en una entidad financiera "por costumbre", ya que muchos mayores prefieren pagarlo directamente porque así llevan mejor su economía, o porque tienen problemas económicos y no tienen garantizados que cuando le pasan el cobro el recibo tenga liquidez en el banco.

Gómez ha recordado que pidió al presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que modificara los criterios para acceder a la ayuda. "Le propuse que tuviera en cuenta la situación de las familias y no fuera obligatorio domiciliar el recibo en el banco. Pero están llegando los recibos del IBI sin tener en cuenta nada de lo que pedí", ha asegurado.

Por todo ello, ha adelantado que "vamos a recoger firmas para que el equipo de gobierno del PP en la institución cambie los criterios y que se beneficien la mayoría de los vecinos". "Y vamos a recoger firmas para solicitar al Gobierno de España que rebaje el valor catastral de las viviendas de Ojén, adaptándolo a la nueva realidad de la crisis económica", ha agregado.

En este sentido, ha recordado que a principios de 2007 el anterior equipo de gobierno en el municipio solicitó una revisión de los valores catastrales al alza; en 2010 el Ministerio de Hacienda realizó la nueva revisión de valores, "asignando a todos los inmuebles urbanos unos valores muy elevados". "En ningún momento, hemos aprobado esa revisión. Es más, siempre hemos estado en desacuerdo", ha dicho.

Por su parte, el portavoz socialista en la Diputación, Francisco Conejo, ha asegurado que Ojén es el mejor ejemplo de que la subvención del IBI anunciada por Bendodo es "el timo del IBI". "Nueve de cada 10 viviendas se quedan al margen de esta subvención en Ojén. La medida estrella del PP para este mandato es una estafa", ha criticado.

"Queremos que los malagueños reclamen y exijan al presidente de la Diputación un cambio de los criterios. Queremos que los malagueños masivamente protesten ante este timo, ante este engaño del PP. No se puede prometer una rebaja del IBI para 500.000 malagueños y al final no se benefician ni siquiera 100.000 viviendas en toda la provincia. No se puede anunciar una rebaja para la mayoría, cuando el resultado es todo lo contrario", ha dicho Conejo.

Casarabonela y guaro

Asimismo, Conejo ha criticado que "más del 76 por ciento de las viviendas del municipio de Casarabonela se quedan sin la ayuda del IBI aprobada por el equipo de gobierno del PP en la institución". En una visita a la localidad acompañado por concejales socialistas, ha lamentado que "los criterios injustos para acceder a esta subvención discriminan y marginan a la mayoría de los vecinos del pueblo".

De esta forma, en el municipio de Casarabonela el equipo de gobierno del PP en la Diputación "ha dejado sin subvención para rebajar el IBI a siete de cada 10 viviendas —890 inmuebles, un 76,33 por ciento del total—. Además, han excluido a todos los locales comerciales", por lo que ha dicho que la subvención del IBI "es el timo del PP".

Conejo ha exigido a Bendodo "que cambie los criterios para acogerse a esta ayuda y que vaya destinada a los que peor lo están pasando por la crisis". "Planteamos que se tenga en cuenta la renta y la situación económica actual y no el valor catastral de la vivienda", ha indicado, así como "eliminar la obligación de domiciliar el recibo y establecer ayudas al IBI para aquellos que por sus circunstancias económicas sobrevenidas por la crisis han dejado de atender sus obligaciones de pago con determinados impuestos en estos últimos años".

En cuanto a Guaro, el portavoz socialista en la Diputación ha dicho que "ocho de cada 10 viviendas en el municipio se quedan sin la ayuda del IBI". Junto al alcalde, Noé Oña, ha asegurado que "un total de 1.168 inmuebles del pueblo no recibirán esta subvención —el 83,31 por ciento del total de las viviendas—, como tampoco lo harán los locales comerciales".

Consulta aquí más noticias de Málaga.