MÉS ha considerado este miércoles que la situación de los inspectores accidentales es "fruto de la desidia y la falta de planificación" de la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades.

En un comunicado, los econacionalistas han señalado que la consellera del ramo, Joana Maria Camps, podría haber corregido la situación de incertidumbre derivada de la sentencia hecha pública el pasado 2 de julio.

Según dicen, desde la publicación de la sentencia del TSJIB que afecta a los inspectores pendientes de renovación la Conselleria tendría que haber preparado las bases para la publicación correcta del concurso para proveer adecuadamente los inspectores correspondientes.

"En estos momentos hay prácticamente la mitad de los inspectores que no pueden realizar sus funciones de inspección, ni firmar como tal, porque sencillamente no lo son, ya que constan como profesores en el centro escolar de origen. Se encuentran en comisión de servicios, pero esta caducó a finales de agosto y difícilmente el secretario general podrá firmar una renovación a raíz de la sentencia del 2 de julio", ha explicado MÉS.