Sede del FMI
Una de la sedes del Fondo Monetario Internacional (FMI). EFE / ARCHIVO

Hasta este miércoles, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y otras entidades económicas mundiales han reclamado siempre a España durante la crisis ajustar los salarios para ganar en competitividad. Sin citar nombres, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha afirmado ahora que "en algunos países la solución de rebajar los salarios ha alcanzado el límite. Continuar puede ser contraproducente, porque reducir los salarios disminuye la demanda interna en un contexto de inflación nula y recuperación débil".

Parece que se está produciendo un cambio de rumbo, pero las exigencias de más recortes de sueldos se han repetido muchas veces desde que estallara la crisis en 2008.

El país más barato en salarios

Ya en 2011, la OCDE reconoció que España era el país que más abarataba los salarios. Un 1,3% entonces. Los costes laborales bajaron por el aumento de la productividad (1%) y al retroceso de la remuneración (0,3%).

Además, esta entidad afirmó el año pasado que los salarios medios sufrirían más y que el retraso de la jubilación a los 67 años "no significa que esas personas permanezcan realmente en el mercado laboral". De hecho, alertó de que serán las personas con niveles salariales medios las que tendrán un mayor riesgo de no disponer de una jubilación suficiente en el futuro.

En diciembre de 2013, la OCDE aseguró en un informe que las rebajas salariales "son dolorosas para el trabajador, pero son necesarias para promover el crecimiento de los márgenes de las empresas, que seguro que después estarán dispuestas a aumentar los salarios". En febrero de este mismo año, la OCDE propuso medidas como la bajada de sueldo en función de los resultados de la empresa para evitar la destrucción de empleo y suprimir la prórroga de los convenios colectivos.

El FMI, más agresivo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido todavía más agresivo en sus peticiones de rebaja de salarios a España.

El FMI ha dicho que la caída de los sueldos desde 2010 no ha sido suficiente para compensar la excesiva subida de los años anteriores "El restablecimiento de su competitividad puede necesitar grandes sacrificios, como una rebaja de los salarios", afirmó el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, ya en 2010. Fue la fórmula que presentó para recuperar la competitividad. Y en 2013, hasta en dos veces lo exigió. En la primera, propuso una reducción del 10% para crear empleo.

Ese mismo año reclamó con urgencia una nueva reforma laboral que abarate el despido, reduzca el número de contratos y simplifique la negociación colectiva, además de proponer reducciones inmediatas en las cotizaciones sociales y una "significativa moderación salarial".

En este mismo 2014, el FMI ha pedido en varias ocasiones que España baje los salarios. En enero, el organismo defendió que la caída de los sueldos desde 2010 no ha sido suficiente para compensar la excesiva subida de los años anteriores, por lo que hay más paro. Incluso en el pasado mes de julio, el FMI planteó bajar el salario mínimo para reducir el desempleo de los jóvenes.

Europa matiza y la CEOE pide "moderación"

La Comisión Europea decidió seguir la línea del FMI y, en 2013, defendió los recortes salariales de hasta un 10% propuestos para España. Sindicatos, patronal y partidos políticos se mostraron rotundamente en contra.

En unas recientes declaraciones, el vicepresidente y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha matizado que no se piden "recortes, sino moderación salarial. Los sueldos deberían ir en línea con las condiciones económicas".

El mercado laboral español está alejado del mundo en que vivimos

En 2010, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) achacó directamente la destrucción de empleo a los salarios y al alto coste del despido. El presidente de su Comisión de Economía, José Luis Feito, aseguró que "el mercado laboral español está alejado del mundo en que vivimos".

Dos años después, reclamó un esfuerzo máximo para "moderar salarios" y defendió la reforma laboral del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Su objetivo no es bajar salarios y perder poder adquisitivo, sino crear elementos de flexibilidad para adaptarse al ciclo", manifestó Alberto Nadal Belda, vicesecretario general de asuntos económicos, laborales e internacionales.

Sin embargo, la CEOE se desmarcó de las peticiones que hicieron el FMI y la Comisión Europea y afirmó en 2013 que mantendría el pacto salarial fijado en el II Acuerdo para al empleo y la negociación colectiva (AENC) para el periodo 2012-2014 que incluye cláusulas de moderación salarial y más flexibilidad para modificar las jornadas y las condiciones de los trabajadores.

Según el informe anual sobre el empleo de la OCDE que pide límites para las bajadas salariales presentado este miércoles, España seguirá siendo el segundo estado de la Unión Europea con más tasa de paro a finales de 2015, un 23,9%, 2,2 puntos porcentuales menos que en 2013. Grecia tendrá un 26,7%. En cuanto a los recortes salariales de los que han mantenido su puesto en este período, han sido de un 2% de media anual, igual que Eslovenia e Irlanda, solo superadas por Grecia (5%).