El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, ha rechazado este miércoles que el relevo este verano al frente de la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad autónoma tenga relación alguna con su gestión de la tragedia que el pasado 6 de febrero dejó 15 migrantes muertos en la playa del Tarajal.

En declaraciones a los periodistas, el delegado ha subrayado que la modificación en la Relación de Puestos de Trabajo de la Comandancia "para situar a un coronel al frente de la misma" se acometió "con anterioridad" a la fecha del intento de salto en grupo protagonizado por unos 300 subsaharianos sobre el espigón fronterizo.

"Además, —ha añadido— si el relevo tuviese algo que ver con aquellos sucesos se hubiese producido en los días inmediatamente posteriores, no varios meses después".

El teniente coronel Andrés López dejó a mediado de agosto el mando de la Benemérita en Ceuta, que había ocupado durante tres años, para ser trasladado al puesto de jefe de la Plana Mayor del Instituto Armado en Sevilla.

El mando firmó los primeros informes oficiales sobre la actuación de los guardias civiles en el perímetro fronterizo para contener a los inmigrantes, en los que apuntó que "en ningún momento por parte del personal del Cuerpo se ha hecho uso de armas de fuego, limitándose el uso de la fuerza, el lanzamiento de pelotas de goma y el uso de cartuchos de proyección en los momentos en los que los inmigrantes se abalanzaron sobre el vallado al tratar de entrar de forma masiva y nunca de forma directa hacia los mismos".

Siete días después de la tragedia, en su primera comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, excusó las "contradicciones" registradas en las distintas versiones oficiales dadas sobre el suceso en que "en la mañana del día 6, la Comandancia de Ceuta hizo un informe inicial, de urgencia, en el que se da cuenta de los hechos conocidos hasta ese momento y al empleo de medios antidisturbios, es cierto, pero no especifica el lugar o zona donde se han usado". "Lo habitual es su empleo en la valla, y eso es lo que lleva a la confusión", alegó.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.