La Confederación de Entidades Para la Economía Social de Andalucía (Cepes-A) ha valorado la aprobación del nuevo reglamento de la Ley de Cooperativas, que a su juicio, "aporta mayor flexibilidad a las sociedades cooperativas".

En una nota, la Confederación ha indicado que el texto reglamentario "viene a acomodar determinada regulación del ámbito cooperativo a las últimas novedades legislativas acaecidas y a simplificar determinados aspectos de procedimiento".

Cepes-A ha recordado que las cooperativas "constituyen un elemento de primera magnitud en la vertebración del espacio socio-económico de Andalucía, y tienen una presencia activa en casi todas sus poblaciones, desempeñando una labor que beneficia no sólo a sus socios, sino también a la sociedad en general, en los más variados sectores de producción, consumo y servicios".

La Confederación ha aludido a la Constitución Española y al Estatuto de Autonomía de Andalucía, que "asumen y potencian el cooperativismo fomentando y alentando el modelo de empresa cooperativa, como forma de organización que traduce la valoración del trabajo y de la actividad de sus socios, consolidando la presencia de sectores sociales, cada vez más numerosos y diversos, en la gestión democrática de la economía".

Ha recordado que la Ley de Sociedades Cooperativas andaluzas, aprobada por unanimidad por el Parlamento de Andalucía, "dio respuesta al sector de la economía social, que reclamaba agilizar y modernizar sus estructuras, de modo que estas fórmulas empresariales ganen en competitividad, configurando el marco legal idóneo para dotar de fluidez y versatilidad necesarias a este tipo de empresas".

Ante esta aprobación, la economía social andaluza reconoce "la sensibilidad y esfuerzo realizado por el Ejecutivo andaluz para hacerse eco de las demandas normativas del sector cooperativo".

En este sentido, considera que el Reglamento sobre sociedades cooperativas "es un paso acertado para que este tipo de sociedades puedan desarrollar en toda su extensión su actividad como empresas, compatibilizando sus valores identitarios —participación, democracia, solidaridad, equilibrio territorial y cohesión social— con el insoslayable carácter empresarial y, muy especialmente, con los propios de toda entidad que pretenda incorporarse y competir en una economía avanzada, cuales son la innovación, la sostenibilidad, la productividad, la cooperación y la internacionalización empresarial".

A su juicio, el texto reglamentario, dando cumplimiento al mandato legal de desarrollo y regulación más contingente y como texto subordinado, "viene a acomodar determinada regulación del ámbito cooperativo a las últimas novedades legislativas acaecidas y a simplificar determinados aspectos de procedimientos, por ello es valorado por la economía social andaluza, al entender que ayuda a la pervivencia en el tiempo de la propia Ley, a la par que la dota de una mayor seguridad jurídica".

En el mismo sentido, también resulta satisfactorio para el sector que "se haya prestado especial atención a las propuestas realizadas por las distintas organizaciones representativas del cooperativismo andaluz y la economía social en su conjunto, a fin de que el texto definitivo pueda ser considerado del máximo respaldo social posible".

"Estamos ante un Reglamento que, junto a la Ley de Sociedades Cooperativas de Andalucía, configuran un marco normativo que favorecerá el desarrollo de iniciativas empresariales bajo la perspectiva de una economía social democrática y centrada en el compromiso colectivo de las personas que las integran", asevera Cepes-A.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.