Trabajadores de la orujera 'Oleícola Jaén' han registrado en el Ayuntamiento de Baeza (Jaén) un escrito en el que solicitan conocer "el importe de las facturas gastadas" desde el Consistorio, gobernado por el socialista Leocadio Marín, para "cerrar" la empresa, que cuenta con instalaciones precintadas desde 2010 por la Administración local al entender que no contaban con la preceptiva licencia municipal.

El escrito presentado por los trabajadores, consultado por Europa Press, quedó registrado en el Ayuntamiento el 6 de agosto, apenas una semana después de que se conociera una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que estimó el recurso interpuesto por la orujera contra la decisión municipal de clausurar partes de la planta únicamente en lo que respecta a una de las siete instalaciones afectadas; en concreto, una línea de aceituna sucia.

Los trabajadores, representados en el escrito por Francisco Sánchez y Diego Vega, entienden que el alcalde "ha mantenido precintada una instalación que nunca debió estarlo", lo cual "ocasionará perjuicios que el Ayuntamiento con carácter general", y "los ciudadanos con carácter particular" deberán "indemnizar".

En concreto, la plantilla solicita mediante el referido escrito al alcalde que le permita "tener acceso a los archivos y/o registros de ese Ayuntamiento en los que consten los decretos de Alcaldía y/o acuerdos de la Junta de Gobierno Local en los que se acuerde la contratación de servicios externos de abogados, así como las facturas que, desde el 24 de julio de 2009 hasta el 30 de julio de 2014 se hayan abonado a los abogados intervinientes en procedimientos judiciales".

Los trabajadores se remontan en su solicitud al 24 de julio de 2009 porque fue ese día cuando, según apostillan, Leocadio Marín aseguró en una entrevista en una cadena de televisión local que había "contratado un despacho de abogados para que inicie los trámites para cerrar definitivamente la orujera".

Así las cosas, y tras enumerar una serie de actuaciones judiciales promovidas, según los trabajadores, por el alcalde para lograr dicho objetivo, la plantilla tiene "el deseo y el derecho de saber cuánto dinero público recaudado por los impuestos de los ciudadanos ha destinado" el regidor "en querer cerrar una gran empresa por motivos puramente políticos y personales".

Defensa de la empresa

En esa línea, defienden que 'Oleícola Jaén' "ha ayudado, ayuda y ayudará a muchísimos agricultores de la ciudad de Baeza y alrededores desde hace 32 años", así como "ha dado, da y dará muchos jornales" en la localidad, "como lo viene haciendo desde 1982", y "ha colaborado, colabora y colaborará" con entidades como Cáritas o "eventos varios".

Por último, el escrito concluye instando al primer edil baezano a que "no se le ocurra volver a romper la paz" que, según los trabajadores, había en la empresa "desde antes de que" Marín "llegase", porque "de lo contrario se encontrará con una empresa en particular, y con todos los ciudadanos en general, hechos un bloque".

Cabe recordar que cuando se dictó la sentencia aludida del TSJA, la orujera ya acusó al Ayuntamiento de "mermar las arcas municipales" con ese proceso judicial, ya que en esta última sentencia se estableció que las costas deben ser pagadas por ambas partes, si bien el alcalde respondió que el Consistorio se limita a "defenderse" en un litigio "iniciado" por 'Oleícola Jaén', que es quien lo ha llevado "a los tribunales".

Consulta aquí más noticias de Jaén.