La reforma fiscal que pondrá en marcha el Ejecutivo central supondrá 450 millones de euros más para los contribuyentes de la Comunidad en los años 2015 y 2016, según ha asegurado este miércoles el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano.

El delegado ha realizado un balance de las políticas económicas del Gobierno, que ha reconocido que han supuesto medidas "muy duras" y "exigentes" pero que ahora se puede decir que han sido "necesarias" y "acertadas" para dar un "rayo de luz" a los ciudadanos.

Ramiro Ruiz Medrano ha recodado que gracias a la reforma fiscal más de un millón de contribuyentes de la Comunidad dispondrán de más dinero gracias a la bajada de retenciones.

En concreto, ha asegurado que siete de cada diez contribuyentes tendrán una bajada media de impuestos del 23,5 por ciento, cerca de 914.000. Es decir, de cada 100 euros de IRPF que pagaban hasta ahora, van a dejar de pagar cerca de 25 euros.

Además, cerca de 102.000 contribuyentes van a dejar de tener que pagar al IRPF por la cuantía de sus ingresos. Ruiz Medrano ha añadido que los contribuyentes que ganan menos de 12.000 euros al año no sólo no van a tener que pagar cantidad alguna por IRPF, sino que tampoco tendrán retenciones, por lo que pasarán a cobrar su sueldo íntegro, algo que afectará a 47.600 contribuyentes.

Por otro lado, algo que ya se ha aplicado, es la reducción de retenciones a los autónomos que ganen menos de 15.000 euros al año. Se trata de una rebaja fiscal de seis puntos, donde la retención pasa del 21 al 15 por ciento, lo que les permite tener más dinero disponible para sus necesidades empresariales.

Además, Ruiz Medrano ha señalado que la reforma del Impuesto de Sociedades va a permitir una "mayor competitividad" de las empresas españolas, sobre todo pymes y autónomos, ya que se reduce un 5 por ciento (del 30 al 25 por ciento). También ha recordado que las empresas que empiezan sólo tendrán que pagar el tipo reducido del 15 por ciento por sus beneficios.

Asimismo, el proyecto de reforma fiscal introduce una mayor deducción por donativos a entidades con fines sociales. En el año 2016 la deducción alcanzará el 75 por ciento de lo aportado, lo que considera que supondrá un aumento de las donaciones a ong.

Preocupación por los parados

El delegado del Gobierno también ha repasado otras medidas adoptadas por el Gobierno en materia económica, por la que ha mostrado su preocupación, sobre todo por los más de 211.000 parados que aún hay en Castilla y León, a pesar de que los datos del paro de agosto, mes tradicionalmente "malo", han sido positivos en todas las provincias, algo que valora "con moderada satisfacción", aunque ha mostrado su "compromiso" con ellos para seguir en la senda de la mejora.

En este contexto, Ruiz Medrano ha incidido en que los datos de empleo y emprendimiento en Castilla y León son "alentadores" y ha repasado la repercusión de algunas medidas del Gobierno en Castilla y León.

En concreto, ha recordado que desde la entrada en virgor hace casi un año (27 de septiembre) de la Ley de Apoyo al Emprendedor y Estímulo al Crecimiento y a la Creación de Empleo y otras medidas se han firmado más de 10.000 contratos indefinidos de apoyo a emprendedores y a través de la Estrategia de Emprendimiento y Emplejo Joven se ha beneficiado a más de 7.500 jóvenes, más de 20 "al día".

De la misma forma, ha señalado que 13.000 autónomos se han dado de alta y se han beneficiado de la "tarifa plana" de 50 euros al autoempleo, mientras que a la de 100 euros para la contratación indefinida se han sumado 4.700 personas desde febrero.

Por otra parte, en cuanto a las medidas a favor de la economía de las empresas y del consumo, entre las diferentes leyes, planes, instrumentos y estrategias el delegado del Gobierno ha destacado los créditos ICO para autónomos y pymes en Castilla y León, que durante el primer semestre de este año se han duplicado, al sumar 7.716 operaciones, un 97,3 por ciento más.

También ha apuntado el récord de exportación de mercancías en 2013, con 11.700 millones de euros, y el incremento que se registra este año, al igual que el valor del indicador de confianza del consumidor, que se sitúa en 98,1 puntos en el segundo trimestre, 9,2 más que en el trimestre anterior y 20 más que en el mismo periodo del año anterior.

En este contexto, ha destacado planes importantes para Castilla y León como los seis PIVE, que han contribuido al sostenimiento de 11.000 puestos de trabajo, la venta de 715.000 turismos y el ahorro de una media de 2.000 euros en su adquisición. En total, ha cifrado en 455 millones el movimiento económico generado.

Finalmente, ha recordado que el plan de pago a proveedores ha permitido en Castilla y León que la Administración de la Comunidad y un importante número de ayuntamientos pagaran a más de 10.000 empresas cerca de 40.000 facturas por importe de casi 1.506 millones de euros que les adeudaban, lo que ha contribuido a la viabilidad de estas empresas y a consolidar más de 20.000 puestos de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.