La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, ha defendido que el convenio firmado con el centro hospitalario de Povisa busca "garantizar la estabilidad de la empresa" que cuenta, según ha remarcado, con 1.500 trabajadores.

En una visita a las obras de ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), la conselleira ha afirmado comprobar "personalmente" que se cumplen los plazos de la primera fase que supondrá, en mes y medio, tener rematado el derribo del edificio administrativo y la excavación previa a la cimentación del nuevo edificio.

Al tiempo, tras una reunión de dos horas con responsables de la empresa adjudicataria de las obras, ha respondido a preguntas de los periodistas sobre el convenio con Povisa, y ha esgrimido que éste se suscribió para "garantizar la estabilidad" de una empresa que cuenta con 1.500 trabajadores y porque en sanidad "son necesarios todos los recursos, tanto públicos como privados".

Mosquera ha explicado que la consellería tiene conciertos con "prácticamente todos" los hospitales privados gallegos, pues su papel es el de "complementar a los públicos, pues éste es el compromiso". Según la conselleira, sería un "desperdicio" no usar todos esos recursos en aras de una mayor eficiencia "y para atender mejor a los pacientes y de forma equitativa en toda Galicia".

Libre elección

En el marco del convenio firmado con Povisa, ha destacado la novedad de incorporar la libre elección de centro hospitalario para los pacientes del área. "Es muy importante en el convenio firmado, que si antes los centros de salud de varios ayuntamientos debían derivar sus pacientes directamente a Povisa, ahora, precisamente para garantizar esa equidad, todos los ciudadanos, también los esos ayuntamientos, podrán elegir entre el privado Povisa y el público universitario de Vigo".

También ha respondido a una pregunta sobre el cumplimiento de convenio tras la apertura del nuevo hospital de Vigo, en obras. "Hay pacientes para todos", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Ourense.