La consejera de Agricultura y Pesca andaluza, Elena Víboras, ha confiado este miércoles en que el hecho de que Rusia y Ucrania hayan coincidido en los pasos que facilitarían el fin del conflicto y el establecimiento de la paz sirva para "bajar la tensión" en el veto a los productos agrícolas y ha lamentado que el sector esté pagando "los platos rotos de un tema político".

En declaraciones a los medios de comunicación al término del Consejo Consultivo de Agricultura que la ministra Isabel García Tejerina y los consejeros autonómicos han celebrado en Madrid para abordar las medidas para paliar los efectos del veto ruso, Víboras ha confiado en que se "baje el pistón" de ese boicot y que "vaya a menos".

"Los agricultores ya tienen suficientes problemas como para sumar uno que no ha producido el sector", ha dicho la responsable andaluza, que ha trasladado que en el transcurso del encuentro, los participantes han tenido conocimiento de la posibilidad de entendimiento entre Rusia y Ucrania y que ha confiado en que haya "un buen anuncio".

En cualquier caso, Andalucía ha pedido al Gobierno central que este viernes defienda ante la UE que las medidas para contrarrestar el veto se amplíen la los productos que se cosechan ahora, como cítricos, berenjena, calabacín o granada, entre otros. La reivindicación andaluza tampoco olvida que se debería ampliar la cuantía de las ayudas y agilizar los pagos.

Víboras, que como representante de las comunidades autónomas acompañará a la ministra a la reunión de Bruselas, ha saludado que ésta esté "abierta" a las reivindicaciones y que admita que "nada está cerrado y que las reclamaciones de España "dependerán de las demandas que vaya planteando el sector". Como contrapartida, atenderá a su petición de "prudencia" aunque —ha añadido— no será "condescendiente".

Con carácter general, la consejera andaluza considera que el Gobierno está haciendo las cosas "con sentido común" y ha indicado que habrá "respeto" mutuo, al tiempo que Andalucía trabajará "de la mano del sector, que reivindica que se introduzcan estos elementos, se incremente la cuantía de las ayudas para los que ya están sobre la mesa y haya más rapidez y agilidad en el pago".

Por último, la consejera ha recordado que Andalucía está trabajando de manera "especial" para que los productos retirados se destinen a bancos de alimentos y a personas que lo necesitan. "Vamos a intentar que muchas personas se beneficien de este problema", ha concluido".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.