El sindicato UGT-A ha pedido a la Junta de Andalucía que abone las cantidades adeudadas a los consorcios escuela para que éstos hagan frente a los tres meses de sueldos atrasados que se les debe a sus empleados, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, quienes advierten de que, de no efectuarse dicho abono de cantidades, estudiarán llevar a cabo medidas de presión, como la realización de jornadas de huelga.

Estas fuentes han insistido a la Junta de Andalucía, en concreto a la Consejería de Educación, a que abone "las cantidades suficientes para hacer frente a las nóminas, puesto que queda dinero pendiente de abonar que sería necesario habilitar para que al menos puedan cobrar algo".

Han recordado asimismo que se acometió el traspaso de competencias de la Consejería de Empleo a la de Educación y a raíz de dicho traspaso "se están revisando la justificación de subvenciones desde 2008, de todas las subvenciones que han recibido estos consorcios, con lo que se entiende que mientras que no se resuelvan dichas revisiones no se van a abonar las subvenciones correspondientes a años posteriores".

Lamenta que ante esta situación "al final los trabajadores sufren sin comerlo ni beberlo esa falta de liquidez".

Asimismo, lamentan que los alumnos de dicho consorcio "están en una total indefinición, pues no saben si terminarán o no el curso".

UGT-A reconoce que estos consorcios escuela "son empresas con pocos trabajadores y el volumen total no es significativo en comparación con otros colectivos que tienen más presencia".

El sindicato por ello insiste en pedir que estos trabajadores "puedan cobrar" y ha demandado a la Consejería para que "abone las cantidades que correspondan, para que puedan cobrar sus nóminas, pues como mínimo se les debe tres meses", aunque reconoce que "los responsables del pago de las nóminas son los titulares de los consorcios".

Ha advertido de que si esas circunstancias de impagos de nóminas persisten, el sindicato y los trabajadores "adoptaremos otras y nuevas medidas de presión si no se arregla la situación, e incluso llegaríamos a la huelga, pues estos empleados llevan varios meses sin cobrar".

UGT-A ha recordado que los consorcios "son servicios de prestación social, no son entidades con ánimo de lucro, sino que prestan un servicio a la sociedad, pero sus trabajadores no pueden continuar aguantando en esas circunstancias".

Han precisado asimismo que "todos los consorcios están en la misma situación".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.