La Guardia Civil ha detenido a 12 personas, nueve españoles, un guatemalteco, un inglés y un marroquí, por protagonizar desórdenes públicos en zonas de ocio y con motivo de las fiestas patronales de Las Torres de Cotillas, Blanca, Totana, Los Alcázares, Calasparra y San Pedro del Pinatar y lesionar a ocho jóvenes.

En el marco del 'Plan turismo seguro', la Benemérita ha desarrollado varias investigaciones en las últimas semanas con motivo de las agresiones denunciadas por las víctimas, registradas entre la medianoche y las siete de la mañana en un entorno relacionado con zonas de ocio nocturno y la celebración de fiestas patronales.

En concreto, en Las Torres las actuaciones se iniciaron después de que guardias civiles especializados en prevención de la seguridad ciudadana tuvieran conocimiento de las lesiones sufridas por un joven de 23 años en un polígono de la localidad donde se reúnen asiduamente grupos de jóvenes. Las lesiones consistían en hematomas y contusiones, así como cortes en un antebrazo producidos, supuestamente, con un arma blanca.

Así, la Guardia Civil localizó y arrestó a un individuo de 25 años, vecino de la localidad, como presunto autor de delito de lesiones y de desorden público.

También en Las Torres de Cotillas y en colaboración con la Policía Local, la Benemérita ha detenido a dos jóvenes de 20 años, de nacionalidades española y marroquí, como presuntos autores de delito de lesiones graves, por la agresión a un joven vecino de la localidad en el entorno de la celebración de las fiestas patronales.

La víctima resultó con heridas en el rostro por los cortes supuestamente producidos con un objeto de cristal. Tras ser atendido en el Centro de Salud, y ante la gravedad de las mismas, fue derivado hasta el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Por su parte, en el municipio de Blanca con motivo de sus fiestas patronales se tuvo conocimiento de la agresión cometida sobre un joven que se encontraba trabajando en el recinto habilitado para dicha celebración. A consecuencia de la agresión, la víctima sufrió heridas en el rostro, tras ser golpeada, supuestamente con un adoquín.

El presunto autor de estos hechos, un hombre de 37 años y vecino de Blanca, fue detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial competente.

En Totana, agentes especializados en prevención de la seguridad ciudadana tuvieron conocimiento de una agresión cometida en las proximidades de una discoteca, en la que resultó herido un ciudadano ecuatoriano de 24 años con lesiones presuntamente producidas por otro joven mediante golpes y patadas en el rostro, y que le ocasionaron la fractura de varios huesos nasales.

El autor de estos hechos, un ciudadano guatemalteco de 27 años de edad, ha sido identificado por la víctima y detenido por la Guardia Civil como presunto autor de delito de lesiones.

Igualmente, en Los Alcázares la Guardia Civil inició una investigación para el esclarecimiento de la supuesta agresión a un conductor que denunció que cuando circulaba por los aledaños de una zona de ocio del municipio llamó la atención a un grupo de peatones que invadían la calzada, y que a consecuencia de ello fue agredido por un miembro de este grupo con el resultado de lesiones por cortes en la ceja y en el pómulo.

Los investigadores han identificado y detenido a un ciudadano inglés, de 48 años y turista vacacional en la zona, al que se le atribuye la presunta autoría de delito de lesiones.

En Calasparra, la investigación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de una agresión en la que un individuo ecuatoriano de 55 años de edad, había sido golpeado por varios individuos cuando se encontraba en un bar, resultando con heridas en el rostro para cuya cura precisó de puntos de sutura. Como consecuencia, se procedió a la detención de tres vecinos de Calasparra, de 27, 30 y 31 años, como presuntos autores de delito de lesiones y desórdenes públicos.

También en la misma localidad se arrestó a otra persona como presunta autora de las lesiones ocasionadas al cliente de un bar al que agredió en el rostro, lo que motivó que tuviera que ser atendido en el Centro de Salud de la localidad.

Finalmente, en San Pedro del Pinatar las actuaciones se iniciaron cuando la Benemérita tuvo conocimiento de la agresión sufrida por el vigilante de seguridad de un establecimiento de hostelería.

La víctima resultó con lesiones por contusiones en el rostro, al haber sido golpeada, supuestamente por los arrestados, cuando les informó de que era la hora de cierre del local y debían finalizar su consumición.

La Benemérita, gracias a la colaboración ciudadana, ha identificado y detenido a los presuntos autores, dos jóvenes de 22 y 24 años y vecinos de San Pedro -uno de ellos con numerosos antecedentes por hechos similares-, como presuntos autores de delito de lesiones.

Consulta aquí más noticias de Murcia.