La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado este miércoles en comisión parlamentaria que la Junta de Andalucía presta atención específica a las personas con discapacidad a través de varios planes integrales cuya evaluación ha presentado. Ha señalado especialmente el plan de discapacidad para personas privadas de libertad, pionero en España. Este plan atiende tanto a personas con discapacidad intelectual como a personas con trastorno mental grave. En el último año, fueron 674 personas con alguna discapacidad internadas en instituciones penitenciarias las que se han beneficiado de este plan, que cuenta con una dotación de casi 820.000 euros. También ha anunciado que, próximamente, presentará al Consejo de Gobierno el anteproyecto de Ley de Discapacidad.

Igualmente ha subrayado los logros de otros dos planes integrales en esta materia. Se trata del I Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía y el II Plan de Acción Integral para las mujeres con discapacidad en Andalucía que, como ha explicado Sánchez Rubio, obedecen a "una estrategia activa para eliminar los factores estructurales que devienen en desigualdades sociales para estas personas".

El I Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía ha sido un "valioso instrumento" para seguir avanzando en la mejora de la atención a todas las personas con discapacidad por parte de los poderes públicos y se enmarca en los principios derivados de la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de Naciones Unidas.

Respecto al II Plan de acción integral para las mujeres con discapacidad en Andalucía, ha explicado la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, fue diseñado "para responder a una realidad en la que las mujeres con discapacidad participan menos en la sociedad que los hombres con discapacidad, afrontan desigualdades en educación formal, en tasa de actividad, en relaciones afectivas, en su autopercepción, en derechos sexuales y reproductivos, en la imagen que de ellas presentan los medios de comunicación, etcétera". Andalucía es la única comunidad que ha contado con un plan específicamente destinado a las mujeres con discapacidad.

Según la evaluación de la Junta en palabras de Sánchez Rubio, "el impacto ha demostrado ser muy positivo". En su conjunto, estos planes han supuesto, como ha especificado la consejera, "un impulso a la concienciación social sobre los derechos de las personas con discapacidad, la accesibilidad universal y a la transversalidad de la dimensión del género y la discapacidad en las políticas públicas". Hemos logrado el cambio profundo en el concepto de discapacidad, poniendo el énfasis en el entorno más que en las personas", ha afirmado la responsable de la consejería.

I

Plan de acción integral para las mujeres con discapacidad

Se han desarrollado multitud de actuaciones concretas que han contribuido a visibilizar cuestiones de género y discapacidad, dirigidas a una mayor concienciación y al fortalecimiento de la autoestima de las mujeres con discapacidad. Por señalar algunas, se han realizado 445 talleres de mejora de su autovaloración en zonas urbanas y rurales, a los que han asistido 4.680 personas; se han elaborado materiales que visibilizan a las mujeres con discapacidad que han conseguido posiciones de liderazgo en distintos ámbitos; se han desarrollado 108 talleres dirigidos a profesionales a los que asistieron 1.413 personas, de las que 638 eran mujeres y 145 encuentros grupales dirigidos a familias, a los que han asistido 2.178 personas, 1.840 de ellas, mujeres.

Con perspectiva de género fue también elaborado y ha sido aplicado el I Plan de acción integral para las personas con discapacidad en Andalucía, cuya evolución puede resumirse en función de los distintos ámbitos de actuación en los que se ha ejecutado, como son: la sanidad, la educación, los Servicios Sociales y la atención a la Dependencia; las políticas de protección económica; accesibilidad, vivienda y empleo.

De los resultados obtenidos destaca el incremento de la población infantil con trastornos en su desarrollo o con riesgo de padecerlos atendida en los servicios de atención temprana, pasando de 8.134 niñas y niños en 2011 a 18.719 en 2013, a través de 169 centros de atención infantil temprana (CAIT), la cobertura del cien por cien de menores de seis años con limitaciones. A este programa la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha destinado en los últimos tres años más de 32 millones de euros.

Además, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) dispone de consultas ginecológicas adaptadas de referencia a las necesidades de las mujeres con movilidad reducida (una en cada provincia) y se han adaptando los centros sanitarios a la normativa de accesibilidad, interviniéndose en 365 centros de Atención Primaria y en la práctica totalidad de los hospitales. Se han producido mejoras en la señalización y en el acceso de las personas con discapacidad sensorial a los centros sanitarios. Además, en estos años se ha realizado una media anual de 2.346 intervenciones de interpretación en lengua de signos en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.

En materia de servicios sociales también se han emprendido medidas con resultados importantes como el sostenimiento del sistema de atención a la dependencia, siendo Andalucía la comunidad autónoma con mayor número de personas beneficiarias, con el 21,6 por ciento del total en España. Igualmente, se ha elaborado un Plan de mejora de los centros de valoración y orientación de personas con discapacidad para dotarlos de una mayor eficacia y eficiencia, para dar una respuesta adecuada y ágil a esta población, plan que está en desarrollo hasta 2016.

Por otra parte, en 2011 se creó la tarjeta acreditativa del grado de discapacidad. Esta tarjeta simplifica los procedimientos y ofrece a los usuarios y usuarias un servicio de respuesta inmediata. A fecha de 31 de diciembre de 2013 disponían de esta tarjeta 179.989 personas. Es importante recordar que en Andalucía no se cobra por solicitar el reconocimiento de la discapacidad como sí se hace en alguna comunidad autónoma. En este período (2011/2013) se ha emitido una media de 73.271 resoluciones anuales de reconocimiento de grado de discapacidad.

En Andalucía el número de personas con discapacidad es 716.100, de las cuales más del 61 por ciento son mujeres, el diez por ciento de la población total andaluza, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Más de 500.000 de estas personas tienen reconocido un 33 por ciento o más de grado de discapacidad, lo que les da acceso a medidas de acción positiva: beneficios fiscales, pensiones no contributivas, bonificaciones empresariales para ser contratadas, cupo de reserva en las ofertas públicas de empleo, etcétera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.