Alternativa Galega de Esquerda (AGE) ha pedido este miércoles que la Fiscalía inicie de oficio una investigación para determinar "cuáles son las cuentas" de Povisa y "a dónde va a parar el dinero público" del concierto con el Servizo Galego de Saúde, tras plasmar la sospecha de que sólo sirve para "aumentar la cuenta de beneficios" del centro "y de la familia Silveira".

Acompañada de Eva Solla, la parlamentaria de AGE Consuelo Martínez ha aludido al nuevo concierto del Sergas con Povisa para la atención en la comarca de Vigo y ha remarcado que, pese a que incluye modificaciones, le "garantiza una asistencia sanitaria mínima de 120.000 cartillas y las especialidades en las que es centro de referencia", lo que "garantiza" al centro su futuro "durante ocho años, prorrogables por dos mas".

Pese a esta "prórroga", ha recordado que "nada más" firmar el convenio Povisa "hizo efectivos 12 despidos de personal sanitario". Igualmente, ha incidido en que, al margen de reducir la plantilla, también ha aumentado el personal que trabaja a tiempo parcial y, en consecuencia, la "precarización" laboral, y mantiene los salarios "congelados".

"La connivencia con la Consellería (de Sanidade) es escandalosa, a Povisa se le permite hacer todo", ha remarcado Martínez, para esgrimir que mientras en los hospitales públicos se producen "recortes" el centro sanitario vigués mantiene su concierto "con la misma aportación económica".

Así las cosas, se ha preguntado por qué el Sergas mantiene "la misma" dotación económica cuando Povisa "está recortando salarios y personal", al tiempo que obtuvo "en 2012 unos beneficios de 2 millones y en 2013 de 11,3 millones". Ha añadido, además, que "alrededor del 80 por ciento de la facturación" del centro "corresponde a dinero público".

Del mismo modo, ha alertado de que el centro tiene capacidad de destinar "1.500 euros diarios" a pagar multas por "sentencias que no cumple", por lo que ha concluido que se produce una "malversación" de dinero público, en alusión a los fondos del Servizo Galego de Saúde para garantizar la calidad asistencial de los pacientes derivados del sistema público.

"nuevo engaño"

Si Martínez ha recordado que el Consello de Contas y el Valedor do Pobo han destacado reiteradamente la necesidad de "investigar" los beneficios de Povisa, Eva Solla ha denunciado el "nuevo engaño" de la Xunta al asegurar a la ciudadanía que podrá elegir "libremente" hospital.

A modo de argumento, ha señalado que "no existe ningún hospital público" capaz de asumir el número de cartillas de Povisa y ha agregado que el propio borrador del decreto de libre elección, que, según sus cálculos, recibirá en breve la aprobación de la Xunta, reconoce que "dependerá" de la capacidad de los centros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.