Comisiones Obreras de La Rioja cuenta, ya, con una dirección provisional integrada por siete personas de las que dos formaban parte de la Ejecutiva "autodisuelta". El cargo del secretario general, Koldo González, queda "sin efecto".

En rueda de prensa, el secretario de Organización confederal, Fernando Lezcano, ha informado de la designación de una dirección provisional en la que suenan los nombres de Beatriz Ramírez y Maria Ángeles Alcalde, como integrantes de la anterior Ejecutiva, y, también, del secretario general de la Federación de Enseñanza, Mikel Bujanda.

La dirección provisional convocará un Congreso extraordinario, en el máximo tiempo de un año y, probablemente, "en la primavera" del año que viene, para la elección de una nueva dirección (formada por un Consejo Regional, Comisión Ejecutiva y secretario general).

Mientras tanto, se encargará de la dirección diaria del sindicato, en el que las ocho federaciones regionales completarán la gestión diaria en sus ámbitos de actuación. En el caso práctico, por ejemplo, de que haya una reunión con el Gobierno riojano la Dirección Provisional decidirá, en cada caso, la persona adecuada.

Autodisolución y nueva dirección

La Comisión Ejecutiva Confederal de Comisiones Obreras, reunida en Madrid ayer y tras constatar la "autodisolución" de la Comisión Ejecutiva de la Unión Regional de Comisiones por la dimisión de la mayoría de sus miembros nombró una dirección provisional para Comisiones Obreras de La Rioja.

La constitución formal se ha celebrado hoy. Sus integrantes son Álvaro Fuertes, secretario general de la Federación de Servicios Financieros desde 2012; Míkel Bujanda, secretario general de la Federación de Enseñanza; Beatriz Ramírez, miembro de la anterior Comisión Ejecutiva; Julián Palmero, director de la delegación en La Rioja de GPS Gestión; y Maria Ángeles Alcalde, miembro de la anterior Ejecutiva.

Los dos integrantes de la anterior Ejecutiva que han sido incluidos pueden estar presentes porque no formaron parte de los que dimitieron.

Por último, forman parte de ella dos integrantes de la Comisión Ejecutiva Confederal: el secretario de Organización, Fernando Lezcano, y el secretario de Salud Laboral, Pedro J. Linares.

Aunque en el último Congreso se eligieron, de forma independiente, la Comisión Ejecutiva y el secretario general, la "autodisolución" de la primera ha supuesto, tal y como ha explicado hoy Lezcano, que "quede sin efecto" el puesto obtenido, entonces, por Koldo González.

Y eso es así porque, aunque el secretario general se elige de forma personal en Congreso para dar poder a los delegados, el elegido "se debe a los órganos colegiados".

Con respecto a la acción futura del sindicato, "la estrategia no va a cambiar, al margen de los comportamientos personales" y Comisiones Obreras de La Rioja "va a tener la misma posición que el sindicato en Murcia o en Extremadura". "Vamos a estar a la altura de lo que demandan los trabajadores", ha asegurado.

Con respecto a la ex responsable de Finanzas de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, investigada por un posible desfalco, ha asegurado que el sindicato es "intolerante con cualquier afrenta a los afiliados".

Se ha mostrado "satisfecho" con la "rapidez" con la que se inició la investigación y se comenzó a actuar (apartando de funciones a la investigada) y ha añadido que "en un plazo breve" ésta estará cerrada.

Si bien González pidió, públicamente, que la Confederación cesara al secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía por entender que no podía ser ajeno lo que hizo la investigada, Lezcano ha considerado que es necesario esperar el fin de la investigación porque lo contrario es "prejuzgar".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.