El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha anunciado este miércoles que doblará los fondos disponibles en septiembre, de 30 a 60 millones de euros, para financiar la promoción de productos agroalimentarios en mercados terceros, como principal medida con la que limitar las pérdidas de los productores europeos afectados por el veto ruso.

Los programas de promoción son financiados al 50 por ciento por las arcas comunitarias y por los Estados miembros, lo que en la práctica supone que las organizaciones de productores dispondrán de 120 millones de euros para los planes que se presenten de aquí a finales de este mes de septiembre.

Los fondos se ofrecen para impulsar acciones de promoción de la agricultura europea tanto en el mercado interior como en países terceros, pero, a la luz del castigo ruso, Bruselas dará "prioridad" en su selección de planes financiables a aquellos que beneficien a los sectores más perjudicados por el veto. Por ello, Ciolos ha pedido a las organizaciones que presenten programas "ambiciosos" antes de que finalice el plazo a finales de mes.

Rusia decidió cerrar su mercado a los alimentos de la Unión Europea este verano como represalia a las sanciones que los Veintiocho adoptaron contra Moscú por su papel en la crisis ucraniana.

Su decisión frena las exportaciones comunitarias de productos como el melocotón, la pera, la manzana, tomate y otras frutas y verduras, así como lácteos, pero no afecta a otros sectores de interés para la Unión Europea como el vino, las bebidas espirituosas y el aceite de oliva, que se siguen exportando al mercado ruso.

Los servicios de Ciolos han vigilado desde entonces la situación del mercado y el impacto de esta medida en los precios de las producciones en cada Estado miembro, pero por el momento no estima que haya "grandes problemas", según fuentes comunitarias. Por esta razón, el comisario es partidario de potenciar la promoción como principal medida a corto y medio plazo, a la espera de ver cómo evoluciona la situación.

Bruselas ya ha activado ayudas urgentes para sectores que considera vulnerables, como el del melocotón y las nectarinas que recibirán 33 millones de euros y otras producciones perecederas de temporada como el tomate, el pepino o la pera, que se repartirán 125 millones de euros para su retirada del mercado.

También ultima un apoyo de entre 10 y 20 millones de euros para el almacenamiento privado de leche en polvo desnatada, mantequilla y queso, una medida respaldada este mismo martes por los Estados miembros.

Además, los ministros de Agricultura europeos se reunirán este viernes para examinar los planes de la Comisión y valorar si son necesarios pasos adicionales para contrarrestar los efectos del veto ruso.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.