El secretario general del PP en Canarias, Asier Antona, ha asegurado este miércoles que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, no hace sino buscar "atajos y trampas legales" para impulsar el "absurdo" que supone la consulta ciudadana acerca de las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a las islas Canarias.

Preguntado por cómo reaccionarán al saber la pregunta y si la llevarían a los tribunales, Antona dijo que "hasta que no se conozca el absurdo completo" no se pueden pronunciar de manera definitiva.

"Esperamos que ese absurdo no se convierta en realidad, pero si se convierte, habrá que ver cómo se plantea: ¿dónde va a ser? ¿Quién va a proveer el censo electoral? ¿Cuál esa pregunta?", se preguntó Antona en un encuentro con medios de comunicación en la sede del PP de Gran Canaria.

En todo caso, dijo que le da la impresión de que se va a "empantanar más". "No pinta muy bien", aseveró, para explicar que considera que la consulta "obedece más a una batalla interna para mantener los equilibrios territoriales dentro de CC, que a los intereses generales de Canarias".

Y es que en el PP consideran que "el proceso es el que es y lo marca la ley" y que el Gobierno de Canarias "no puede hacer consultas en materias que no le son propias". "Estoy deseando que las haga en materias como la sanidad o la dependencia, que eso son materias exclusivas del Gobierno canario", destacó.

El debate del petróleo acabará "más pronto que tarde"

Para Antona, el debate sobre las prospecciones se va a acabar "más pronto que tarde". Concretamente "cuando se pinche" para comprobar lo que hay. "Si se pincha y se comprueba lo que hay, que puede haber gas, y los ciudadanos ven que no hay ningún derrame y que nada se ve desde la costa, ahí se acaba el debate. "A pesar de Paulino [Rivero] va a acabar más pronto que tarde y luego las preguntas que habrá que hacerse son: ¿ha merecido tanta guerra innecesaria, tanto gasto público para hacer campaña, tanto enfrentamiento inútil?", ha considerado.

Asimismo, el popular ha explicado que si "no hay nada [comercialmente relevante] el debate se acaba, y si lo hay, entramos en otro procedimiento de 4 o 5 años, y ahí sé que Paulino [Rivero] va a cambiar de interés". Sobre la pregunta, dijo, cree que va a ser un equilibrio, porque "o marea la perdiz o va a preguntar de temas que no le son de su competencia". "Va a ser un simulacro de pregunta", llegó a decir la portavoz del grupo parlamentario del PP, María Australia Navarro.

Aquí, Navarro entendió que el Gobierno de Canarias "retuerce la Ley de participación con el ánimo de montar el numerito". Además, cree que "Canarias es mucho más que el debate de los sondeos". "Y aunque tengan secuestrada a Canarias con ello —añadió—, el PP va a seguir hablando de Canarias, sus desafíos, problemas y retos".

En la misma línea se pronunció Antona: "frente a las obsesiones del presidente, el PP —que es la primera fuerza política— va a seguir obsesionado con lo que le preocupa a la gente de Canarias: la economía, el crecimiento económico, el desempleo, que el sistema educativo sea competitivo, en dar respuesta a los dependientes, la vivienda o dar salida a aquellos que desesperan en las listas de espera o a ese 28 por ciento que vive bajo el umbral de la pobreza".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.