Arranca el curso escolar en la Comunidad Valenciana
Una madre pasea con sus hijos camino al colegio. EFE

Los alumnos de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato de la Comunidad Valenciana son los primeros en iniciar este miércoles el curso escolar , mientras que los de Cataluña (el día 15) serán los últimos.

Este nuevo año 2014-2015 se inicia aplicándose la Lomce (la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), también conocida como "Ley Wert", en primero, tercero y quinto de Primaria de los estudiantes valencianos. Ante ello padres, profesores y estudiantes se muestran "preocupados" por el cambio o no de los libros de textos y otras novedades que puede implicar en Primaria y en la nueva FP Básica. La consellera de Educación, María José Catalá, ha criticado la "predisposición negativa a la Lomce"

Así, pues,  sindicatos y padres de alumnos han denunciado "improvisación" en el inicio de curso, al que están llamados cerca de 8 millones de alumnos.

Por otro lado, la consellera de Educación, María José Catalá, ha criticado la "predisposición negativa a la Lomce" y ha subrayado: "No podemos ser insumisos" a la Ley.

De este modo,  organizaciones de profesores, padres de alumnos y estudiantes han convocado para este miércoles protestas contra la Lomce y los recortes, y en defensa de la escuela pública.

La Confederación de Ampas Gonzalo Anaya ha afirmado que el inicio de curso está marcado por "el desorden normativo, la privatización de la educación y los recortes acumulados", por lo que ha expresado su "rotundo rechazo a la segregadora Lomce".

Las clases pasan a 45 minutos y una evaluación final en tercero de primaria

El inicio de curso difiere más de una semana entre comunidades, llega a los doce días entre Valencia y Cataluña o a catorce días en comparación con el inicio de las clases de Secundaria en Asturias, Cantabria y Castilla y León. En concreto, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) se inicia aplicándose en primero, tercero y quinto de Primaria para los alumnos valencianos.

Las clases -que empiezan con 796.761 alumnos, 9.000 más que el curso pasado- pasan de 60 a 45 minutos de duración en Primaria, de forma que el alumnado recibirá seis clases diarias, con al menos una de matemáticas, castellano y valenciano cada día, y se duplican las de inglés en primero y segundo. La aplicación de la Lomce implica la puesta en marcha de una evaluación final del alumnado en tercero de Primaria, con pruebas comunes a todos los centros.

Por primera vez, los estudiantes de tercero de ESO de 50 centros de la Comunidad Valenciana, elegidos por la OCDE, participarán en la muestra ampliada del informe PISA. El curso, que acabará el 19 de junio, tendrá 185 días lectivos en Infantil y Primaria (cuatro más) y 178 en ESO y Bachillerato (dos más).

Preocupación por el cambio en los libros de texto

El presidente de la Confederación Nacional de Padres Católicos de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, ha criticado especialmente el tema de los libros de texto al calificar de "contrasentido" que con una norma nueva se tenga que utilizar material curricular viejo, aunque se obtenga por la solidaridad de asociaciones de padres o bibliotecas de aulas. "No es una solución porque dentro de un año tendremos duplicado el problema", según el presidente de la Concapa, que cree que no toca arreglarlo a las familias, sino a las administraciones central y autonómicas.

Con respecto a la diferencia de fechas en el inicio de curso considera que "es una locura" que afecta a las familias en cuanto a organizarse para temas de trabajo. "Habría que intentar unificar por lo menos en lo básico como es el inicio del curso", según Carbonel, que también ha rechazado que la educación, en este caso a cuenta de la Lomce, sea utilizada de forma "inadecuada y política" por algunas comunidades de partidos contrarios al Gobierno.

El sindicato de estudiantes ha convocado una huelga general estudiantil del 21 al 23 de octubreAdemás, ha expresado la "preocupación" que tienen las familias porque "nunca" se han visto en una crisis económica, laboral y social "tan grave" como la que tenemos y que a ello se una esta ley nueva que, aunque a su juicio "es mejor que las anteriores", se ha planteado "con premura e improvisación".

Por otro lado, el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús María Sánchez, ha recordado que cada autonomía tiene competencia para regular su calendario escolar, aunque luego deben cumplir unos días mínimos (177), pero no está de acuerdo con que en Secundaria se "tarde tanto en empezar el curso".

En cuanto a la aplicación de la Lomce, ha subrayado que los padres están "muy preocupados" por el sí o no del cambio de los libros dependiendo de las comunidades. La educación que se da con el libro nuevo o reutilizado "va a ser la misma" porque es solo una herramienta para el docente que dirige la clase, ha argumentado. La inquietud de los padres también pasa por el tema de las becas comedor e incluso de transporte, ha añadido Sánchez.

Al presidente de la Federación de la Enseñanza de CCOO, Francisco García, le preocupa la "desordenada, caótica y sin recursos" implantación de la Lomce -este curso se aplica en primero, tercero y quinto de Primaria y en la FP Básica-. "Hay comunidades que cambian los libros de texto y otras no", ha insistido García en nombre de los docentes, y ha apostado por la segunda opción.

Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, ha comentado que la educación pública estará este curso "en peores condiciones que el anterior" y ha apostado por un comienzo de curso "de lucha". Este sindicato, que ha convocado huelga general estudiantil del 21 al 23 de octubre, ha confiado en que toda la comunidad educativa se sume para pedir al ministro José Ignacio Wert que "devuelva todo lo que ha robado a la educación pública".

Alumnos en el sistema público y centros concertados

El sistema público de educación acogerá a 568.674 alumnos y el concertado a 228.087, con incrementos del 6,30 % en alumnos de educación especial, del 3 % en Bachillerato y del 2,5 % en ciclos formativos. Por el contrario, bajan los alumnos de segundo ciclo de infantil un 1,75 por ciento como consecuencia del descenso de natalidad.

Los ratios de alumno por unidad en centros públicos quedan en 20,36 en segundo ciclo de Infantil (el año pasado 21,10 de un máximo de 30), en 20,90 en Primaria (20,70 el año pasado) y en 27,04 en Secundaria (26,60 el año pasado). En centros concertados, los ratios son de 26,05 en Infantil, 26,33 en Primaria y 27,82 en Secundaria.