Los padres del niño británico Ashya King, afectado por un tumor cerebral, han defendido este miércoles que sacaron a su hijo del centro médico de Londres (Reino Unido) donde se encontraba ingresado, porque la radioterapia que los médicos pretendían aplicarle era demasiado "fuerte" y el menor habría corrido riesgo de quedar en estado "vegetal". "En Inglaterra, los médicos dijeron que si no seguíamos el tratamiento, sacarían al niño de nuestra custodia y el Gobierno se haría con la responsabilidad" (del menor), ha enfatizado el padre del niño, quien alega haber actuado "por amor".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.