El primer ministro británico, David Cameron, ha defendido este miércoles la necesidad de redoblar los esfuerzos para garantizar que los países del G-8 mantienen su promesa de no pagar rescates por los rehenes en manos de grupos terroristas.

"Reino Unido sigue esta política, Estados Unidos sigue esta política, pero necesitamos redoblar esfuerzos para asegurarnos de que otros países cumplen con su palabra", ha dicho Cameron ante la Cámara de los Comunes, en alusión al acuerdo del año pasado en el G-8 sobre el fin de los pagos a organizaciones terroristas.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, preside este miércoles el comité de emergencia Cobra,  formado por los principales ministros del Gobierno, para analizar la amenaza del Estado Islámico (EI) de asesinar a un rehén británico, tras la decapitación del periodista estadounidense Stephen Sotloff.

Cameron ha advertido de que la "amenaza" de Estado Islámico "no hace distinción entre culturas, países y religiones"Cameron ha advertido de que la "amenaza" de Estado Islámico "no hace distinción entre culturas, países y religiones". "La única forma de derrotarles es permanecer firmes y enviar un mensaje directo: un país como el nuestro no se dejará intimidar por esos asesinos bárbaros", ha declarado.

"Si piensan que nos debilitarán con sus amenazas, se equivocan", ha añadido el 'premier', que ha abogado por seguir "unidos" en la defensa del estado de derecho, la libertad y la democracia.

Cameron equiparó la lucha contra estos extremistas con "una nueva Guerra Fría", en el sentido de que "además de perseguir a quienes defienden el extremismo violento, hay que perseguir también a los que promueven la narrativa extremista" que les respalda.

"Es lo que debemos hacer en una lucha que, como he dicho, creo que llevará décadas", afirmó, recibiendo el apoyo de la oposición laborista.

Cameron aclaró además que percibe el papel del Reino Unido como de apoyo más que abogar por una intervención.

"Debemos ver esta crisis como una en que estamos allí para ayudar a la gente sobre el terreno y a los países de la región que quieren resolver" esa situación, declaró.

"No deberíamos verla como una en la que de alguna manera hay una intervención liderada por Occidente", añadió.

Un vídeo "despreciable"

En el vídeo un hombre enmascarado amenaza con matar a David Cawthorne Haines, un rehén británico, y urge a los gobiernos a romper "su diabólica alianza con Estados Unidos"

Cameron calificó anoche de "despreciable" el vídeo del supuesto asesinato de Sotloff, divulgado en el grupo Site Intelligence.

Hace dos semanas, James Foley murió a manos del EI, en un crimen cometido al parecer por un yidahista británico. El Gobierno del Reino Unido ha confirmado que estaba al tanto de que el EI tenía a un rehén británico, identificado por los medios internacionales como David Haines.

El vídeo, titulado "Un segundo mensaje a Estados Unidos", es muy similar al difundido por el EI a finales de agosto, en el que decapitaba al periodista estadounidense James Foley y amenazaba con matar también a Sotloff si el presidente Barack Obama continuaba con su campaña de ataques selectivos en Irak.

Las imágenes mostraban a quien parece ser Sotloff vestido con un mono naranja y arrodillado junto a un hombre encapuchado que asegura ser el mismo individuo que mató a Foley.

Una amenaza mayor que Al Qaeda

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, por su parte, aseguró este miércoles que el grupo Estado Islámico, por los medios de que dispone y por la velocidad de su expansión, constituye una amenaza mucho mayor de lo que ha supuesto Al Qaeda.

"Este grupo armado es capaz de llevar a cabo una guerrilla urbana, dispone de medios militares convencionales y lleva a cabo operaciones terroristas", señaló Le Drian en una entrevista publicada por el diario francés Le Progrès.

Añadió que EI "dispone de medios financieros sacados del petróleo, y de otros recursos de los territorios que ha conquistado en Siria e Irak. Además, es una (organización) internacional y atrae a jóvenes de todo el mundo. Su extensión está siendo extremadamente rápida".

Preguntado sobre si Francia está preparada para implicarse militarmente en un nuevo terreno cuando ya lo está mucho en África, el ministro insistió en que su país está en una posición "vigilante" y avanzó que llevará "la iniciativa frente a esas amenazas", antes de aludir a las próximas citas, esta semana en la cumbre de la OTAN, la semana próxima en la Unión Europea y también en la ONU.

Reconoció que "varios cientos de jóvenes franceses" han ido a luchar con los yihadistas, que algunos de ellos han muerto en los combates y que ante esa situación el Gobierno francés ha preparado un dispositivo para identificar a los que preparan su salida y para interceptar a los que vuelven a Francia.