El director de "Instinto Básico 2", Michael Caton Jones, tenía todavía inédita en España su anterior película, "Disparando perros", una historia que nada tiene que ver con el thriller erótico, sino que se basa en hechos reales para adentrarse en las entrañas del genocidio ruandés acaecido en 1994.

Esta película, que ha participado en festivales como Toronto o Londres, está protagonizada por Hugh Dancy, que encarna a un profesor que llega con intención de mejorar las condiciones de vida de la población de Ruanda pero ve cómo su escuela, dirigida por el personaje que interpreta John Hurt, se convierte en un asilo para la población para los Tutsis.

OTROS ESTRENOS:

La crítica: 'Cerdos salvajes': Lo peor de la temporada

Consulta la cartelera de tu provincia