Un grupo de niñas que no suena a Parchís
Isabel, Macarena y Blanquita.
La historia de Prin’ La Lá empezó un día de una Navidad, cuando Fernando Vacas, músico curtido en bandas indies, pensó en formar un grupo con sus primas pequeñas.
«Era una locura excitante», dice Vacas, que compagina Prin’ La Lá con su «grupo adulto», Flow. Así que Isabel, de 9 años; Macarena, de 17, y Blanquita, de 21, empezaron a ensayar y a las pocas semanas ya sonaban sus primeros temas.

Poco a poco circuló el rumor de que tres niñas cordobesas habían formado un grupo. Y no sonaban a Parchís, sino a Beach Boys, Vainica Doble o Syd Barrett (el cantante de Pink Floyd que se volvió loco).

Su presentación en Madrid a finales de 2005 fue lo más comentado del Festival Ladyfest. Seis meses después tocaban en el Primavera Sound de Barcelona. «Se veían marcianas, ni les interesaba Lou Reed ni nada... Todo lo contrario que a su padre, que se moría de ganas de verle», recuerda.

A partir de entonces comenzó la grabación de su primer disco, compatibilizando clases, exámenes y cursos de equitación. Según el primo mayor, «era complicado. Son niñas, pero la pequeña puede saber más que tú y yo juntos».

Fans de Shakira

Pese a su condición de estrellas indies, sus gustos son los de las chicas de su edad. A Isabel le encantan RBD, Alejandro Sanz y Shakira; Descubriendo nunca jamás es la película favorita de Macarena, y Blanca acaba de leerse La catedral del mar.   

¿Y qué piensan los padres? «Están encantados», dice Vacas. Su primer disco, Esto es Prin’ La Lá, se publicó en febrero. Desde entonces han dado varios conciertos. Eso sí, para tocar en los clubs «nos exigen permiso oficial».

Isabel (9). Estudia 2º de primaria, lee Harry Potter, le encantan los espaguetis y su deseo imposible sería convertirse en una bruja.

Macarena (17). de bachillerato, no soporta las mentiras y escucha a los Beatles.

Blanquita (21). 4º de Historia, le emocionó La vida es bella y desearía viajar en el tiempo.