Dog, Anónimo.
Dog, Anónimo, cedido por Elizabeth y Sorn Poeckle, de Dinamarca, al 'Museum of Bad Art' (Moba). MOBA

Sus exposiciones no se montan en lugares tradicionales, sino en espacios especializados en promover y coleccionar lo que se denomina "mal arte", ese que las prestigiosas instituciones públicas y galerías privadas nunca se atreverían a mostrar.

En su página web, el Museum of Bad Art (Moba) , ubicado en Dedham, Massachusetts, se describe como "el único museo del mundo dedicado a la colección, preservación, exhibición y celebración del mal arte en todas sus formas".

El Moba esl único museo del mundo dedicado a la colección, preservación y exhibición del mal arte en todas sus formas
Su nacimiento está vinculado al hallazgo casual y la apreciación artística de una pintura abandonada y recobrada,
Lucy en el Campo con Flores, un óleo sobre tela de 60 por 76 centímetros realizado por un artista anónimo.

La pintura fue rescatada de la basura por el bostoniano Scott Wilson, quien inmediatamente la proclamó "una obra maestra" por tratarse de "un retrato con autoridad y trascendencia".

Poco después, una llamada telefónica al Moba confirmaría, si bien no la autoría, al menos la procedencia de la pintura.

"Hola, es la nieta de Lucy", decía una voz al otro lado del teléfono.

Se trataba de la nieta de Anna Lally Keane, el verdadero nombre de la anciana retratada en el cuadro, al que se le conoce como La Mona Lisa del Moba.

No sólo el MOBA

Pero no sólo Wilson se ha dedicado a darle sus "quince minutos de fama" -como diría el padre del pop Andy Warhol- a los pintores anónimos cuyas obras pueden ir a parar a la basura o a las tiendas de artículos de segunda mano, conocidas en EEUU como "thrift shops".

En 1990, Bert Christensen dejó su negocio Christensen Television, en Toronto, y se dedicó a coleccionar y promover "mal arte" en su sitio en Internet Weird, Strange & Just Plain Bad Art .

La página consiste en un compendio de imágenes de obras mediocres, incluida la célebre "Pink Poodle and Hydrant with Text", del artista estadounidense Jim Shaw.

Shaw, con todo, no es el autor de esta obra, sino su "salvador".

Las pinturas son horribles, insostenibles y crapulosas. Estas personas no pueden pintar y nunca se les debería dejar solas con un pincel

Tras recuperarla en una tienda de descuentos, Shaw la incluyó en su colección Thrift Store Paintings, que incluye docenas de pinturas de artistas aficionados o anónimos, y que fue exhibida en el año 2000 en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres.

Para gustos, los colores

Adrian Searle, del periódico londinense The Guardian, comentó en ese entonces que "las pinturas son horribles, insostenibles y crapulosas. Estas personas no pueden dibujar ni pintar y nunca se les debería dejar solas con un pincel".

Pero lo qué constituye buen o mal arte es, por supuesto, una cuestión subjetiva, de gustos y opiniones personales, según la músico Lauren Wood, que amasa una colección de arte mediocre y pésimo en su sitio "Bad Art Gallery".

"Lo que para una persona es un tesoro para otra puede ser basura", asegura Wood, que creó su colección inspirada en el Moba y porque "hay tanto arte malo que, como pasa con la colisión de un tren, no se puede dejar de mirar".

Jim Shaw, que tiene una prolífica y exitosa carrera como artista, también inspiró un concepto similar, el de PSB Gallery of Thrift Store Art , una colección de obras con títulos ridículos como Escena Nocturna con Huevo y Hombre en Bata sorprendido por la Muerte.

Para estos apasionados, "el arte malo, por muy malo que sea, es mejor que nada".