El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha manifestado hoy en Madrid que Cataluña "no aceptará una minusvaloración política" del Estatut y ha avisado de que el catalanismo "no se dejará arrastrar ni por el fatalismo ni por los radicales".

El líder catalán ha lanzado un mensaje al Gobierno central al afirmar que "no aceptaré dilaciones injustificadas" por parte del Ejecutivo de ZP en el proceso de desarrollo del Estatut. 

Los catalanes se unirán con una sola voz si el Constitucional recorta el Estatut

Montilla ha avisado que ante un recorte del Estatut en el Tribunal Constitucional los catalanes "se unirán con una sola voz" para hacer frente a la decisión del alto tribunal español.

La unión de la ciudadana catalana serviría para "poner en marcha las acciones tendentes a superar aquello que se hubiera podido revalidar o desvirtuar".

"No renunciaremos a los avances en autogobierno que reconoce el Estatut actual", ha enfatizado el presidente catalán durante unos desayunos informativos organizados por Europa Press.

De forma democrática 

No es una cuestión de tozudez ni irresponsabilidad sino de tenacidad y ambición democrática

Montilla ha reiterado que las instituciones, las fuerzas políticas catalanas y "el pueblo" encontrarán la "manera democrática" de hacer frente a un posible recorte del Estatut y explicó que no es una cuestión de "tozudez ni irresponsabilidad" sino de "tenacidad y ambición democrática".

ERC presentó hace dos semana en el Parlament una propuesta de celebrar un referéndum de determinación en caso de que el Estatut sea recortado en el TC. No contó con el apoyo de ninguno de los otros partidos con representación en el hemiciclo.

Para Montilla el Estatut es "la solución y no el problema" y que, además, "no rompe España sino que la refuerza".