IU Valladolid pide que la OMIC "supere su decadencia" y defienda al consumidor frente a las transnacionales

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha reclamado este viernes que la Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC) "supere su decadencia" y vele por los intereses de los consumidores frente a las compañías transnacionales.
Alberto Bustos (izq), María Sánchez y Manuel Saravia en rueda de prensa
Alberto Bustos (izq), María Sánchez y Manuel Saravia en rueda de prensa
EUROPA PRESS

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha reclamado este viernes que la Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC) "supere su decadencia" y vele por los intereses de los consumidores frente a las compañías transnacionales.

Los tres concejales del Grupo, que han puesto de manifiesto las carencias que, a su juicio, presenta la Oficina, han incidido en el aspecto fundamental: "la indefensión del consumidor frente a las grandes empresas, especialmente las transnacionales".

En este sentido el portavoz del Grupo, Manuel Saravia, ha pedido una OMIC "proactiva" que en su defensa del consumidor se enfrente a las grandes compañías, punto en el que no obstante ha reconocido las dificultades existentes tanto por el hecho de que no estén adheridas a la Junta Arbitral como por no tener, en muchos casos, sede física.

Por el contrario, ha explicado Saravia, la OMIC, con 4.000 reclamaciones al año, centra la mayor parte de su trabajo en el pequeño comercio, por lo que ha reclamado una potenciación y reorientación que permita que la propia Oficina tome la iniciativa, como ha ocurrido en otras ciudades con la defensa de los consumidores en casos como el de las preferentes, por ejemplo.

"Es un problema político de coordinación, orientación e impulso de la OMIC", ha asegurado antes de referirse a la necesidad de incrementar el número de trabajadores, la atención personal y de llevar a cabo una reorganización ante lo "peculiar" de su horario —cierra los viernes a las 12.30 horas—, aspectos a los que Alberto Bustos ha incorporado la defensa del mantenimiento de estas competencias en el ámbito municipal.

"Es la administración más cercana a la ciudadanía", ha recalcado Bustos antes de insistir en la necesidad de revisar el funcionamiento, los procedimientos y la coordinación de la OMIC a través, entre otros mecanismos, de la vuelta a la publicación de las memorias anuales en su apuesta por "hacer pedagogía de los derechos del consumidor".

"Hay que volcarse en los problemas cotidianos y perder el miedo a enfrentarse a las grandes empresas", ha reiterado el edil antes de apostar de nuevo por "superar la decadencia" de la OMIC, creada en 1983 y que en sus inicios, tal y como ha recordado María Sánchez, contó con un "impulso grande" ya que llegó a contar con una oficina itinerante.

Tras aplaudir que en aquel momento "fuera más allá" y llegara incluso a establecer prácticas educativas "muy valiosas", la concejal ha advertido de que desde hace al menos cuatro años existe un "desinterés político" traducido no sólo en "falta de personal" sino en el hecho de que ya no se publiquen los informes en la web o en la falta de actualización de la información.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento