La Subdelegación del Gobierno de Granada ha descartado que dos menores de edad que llegaron a Motril en patera junto con otras 48 personas padezcan el ébola, dado que la fiebre que presentaban tenía su origen en la insolación que padecían a consecuencia de la travesía realizada en mar abierto.

La embarcación fue interceptada por Salvamento Marítimo el jueves a  veinte millas al noroeste de la Isla de Alborán. En ella viajaban 20 hombres, 23 mujeres, cuatro bebés y tres niños.

En la barca viajaban 20 hombres, 23 mujeres, cuatro bebés y tres niñosLos rescatadores aplicaron los protocolos estándar de profilaxis (protección personal mediante trajes, guantes y mascarillas, fundamentalmente) establecidos para estas operaciones, pero comunicaron al personal de tierra que dos de los inmigrantes auxiliados tenían síntomas febriles.

Al llegar al puerto de Motril, la Subdelegación activó el protocolo específico, consistente en la comprobación de síntomas (fiebre, diarrea, artritis, vómitos y sangrado o erupciones hemorrágicas en estadíos avanzados) y en la atención por personal con trajes aislantes. Los médicos diagnosticaron, sin embargo, que la elevada temperatura de los afectados se debía a una exposición prolongada al sol.

Rescate en Cartagena

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil trasladó durante la noche de este viernes al puerto de Cartagena a los ocho ocupantes de una patera que fue interceptada en alta mar, según informó Protección Civil.

El Centro de Emergencias 112 Región de Murcia recibió a las 21.30 horas el aviso por parte de Salvamento Marítimo de que la Guardia Civil había interceptado una embarcación con ocho personas, varones mayores de edad procedentes de Argelia y que estaban siendo trasladados al puerto de Cartagena. El Centro de Emergencias movilizó un Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias de Cruz Roja, que atendió a los inmigrantes en el puerto.

Consulta aquí más noticias de Murcia.