El Fiscal General de EE UU promete justicia en una Ferguson sacudida por nuevas protestas

  • Eric Holder, primer afroamericano en su cargo, ha llegado a Ferguson.
  • Asegura que las protestas violentas "perjudican la causa de la justicia".
  • Las protestas pacíficas y de tono familiar, se enturbiaron con el lanzamiento de botellas que provocaron nuevos enfrentamientos con la policía.
  • CLAVES: Ferguson, nuevo brote de protestas raciales en EE UU.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúne con el fiscal general de EE.UU., Eric Holder.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúne con el fiscal general de EE.UU., Eric Holder.
EFE/Shawn Thew

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, pidió este miércoles el fin de la violencia en las protestas raciales de Ferguson (Misuri), al tiempo que prometió una investigación "completa, justa e independiente" sobre la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un policía hace 11 días.

"Entendemos la necesidad de una investigación independiente y esperamos que la independencia y la minuciosidad de nuestra investigación traiga calma en las tensiones de Ferguson. Pero para empezar el proceso de reconciliación necesitamos ver primero el fin de los actos de violencia en las calles de Ferguson", consideró Holder en un artículo publicado en el St. Louis Post-Dispatch.

El secretario de Justicia, el primer afroamericano en ocupar este puesto, visitará este miércoles Ferguson para conocer de primera mano la situación en este suburbio cercano a Saint Louis sacudido desde hace más de una semana por protestas raciales que han causado numerosos heridos, arrestos y destrozos.

Las autoridades federales mantienen abierta una investigación sobre lo ocurrido el 9 de agosto, cuando el joven Brown murió tiroteado por un agente en circunstancias aún por esclarecer y con versiones contradictorias de la Policía y los testigos.

"En el corazón de las protestas de Ferguson está la demanda de respuestas sobre las circunstancias de la muerte de este joven y una preocupación más amplia sobre el estado de nuestro sistema de Justicia", señaló Holder.

"Aunque estos actos —de protestas violentas— han sido cometidos por una minoría muy pequeña y, en muchos casos, por individuos de fuera de Ferguson, perjudican gravemente, en lugar de favorecer, la causa de la justicia. E interrumpen la conversación más profunda en la que quieren avanzar los manifestantes", añadió.

En este contexto, el fiscal general aseguró "a la gente de Ferguson", que su departamento trabaja para descubrir de una manera justa y exhaustiva qué fue exactamente lo que pasó en el caso de Michael Brown.

Asimismo, se refirió a dos de los asuntos más debatidos desde que estallaran las protestas: la confianza entre los cuerpos de Policía y las comunidades a las que sirven y la necesaria diversidad racial de los agentes.

"La confianza es muy importante, pero también es frágil. Requiere que la fuerza sea usada de manera adecuada. Las fuerzas del orden deben reflejar la diversidad de las comunidades a las que sirven", afirmó.

Holder, el primer afroamericano en llegar a secretario de Justicia en EEUU, no ha dudado en hablar en términos combativos sobre las tensiones raciales en el país, a pesar del temor en la Casa Blanca de que cualquier declaración vehemente sobre raza desde el gabinete de Barack Obama —el primer presidente negro— pueda ahondar la polarización de la nación.+

Violencia tras las protestas pacíficas

El lanzamiento de varias botellas de cristal a la Policía frustró este martes una noche de protesta pacífica en Ferguson, donde terminó habiendo nuevos enfrentamientos y arrestos como en las anteriores jornadas.

Hasta poco antes de la medianoche hora local (5.00 GMT) las protestas en Ferguson habían tenido un tono familiar y tranquilo que había sido imposible de mantener hasta tan tarde en días anteriores, cuando la dinámica general era el comienzo de los enfrentamientos al caer la noche.

Sin embargo, el lanzamiento de varias botellas de cristal a los agentes desencadenó nuevos enfrentamientos entre policías y manifestantes, que se saldaron con nuevos arrestos sin que se conozca por el momento la cifra precisa, informaron los medios locales.

Buena parte de los centenares de personas que durante el día se manifestaron pacíficamente, en una marcha en la que pudieron verse muchos niños y familias, volvieron a casa antes de que se hiciera de noche, como habían recomendado las autoridades.

A diferencia de la dura noche de protestas anterior, que acabó con dos heridos de bala y 78 arrestos, esta madrugada no fue necesario el uso de gases lacrimógenos ni tampoco se ha informado por el momento de que haya habido tiroteos.

Varios periodistas que cubren las protestas en Ferguson aseguraron en las redes sociales que algunos de sus compañeros han sido arrestados, pero por el momento no ha trascendido la identidad de ninguno de ellos ni hay confirmación oficial de estas supuestas detenciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento