El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Promoción Empresarial y del Empleo, tras las denuncias formuladas por la Policía Local desde el pasado sábado, 16 de agosto, hasta este lunes, día 18, ha ordenado este martes el cese de actividad en nueve locales del centro histórico por infracciones contra lo decretado por el alcalde, Francisco de la Torre, en el bando de la Feria.

Esto supone el cese inmediato de la actividad no permitida y, en su caso, el precinto de las barras de alcance y los elementos utilizados para la venta y el consumo de bebida, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Málaga.

Las actuaciones se han producido en las calles Cárcer, Beatas, Ramos Marín, Méndez Núñez y Calderería y en la plaza Uncibay. En la mayor parte de los casos, la actuación responde a disponer de barras de alcance, aunque también por dispensar fuera del establecimiento, no respetar el horario de finalización de la música en el exterior, no disponer de permiso de música o desarrollar una actividad que no se ajusta a la licencia de apertura.

Cierre cautelar del local

En un caso concreto, detectado en calle Cárcer, se ha ordenado el cierre cautelar del local durante 72 horas —hasta que presente la documentación requerida— porque, además de tener barras de alcance y dispensar bebida fuera del establecimiento, carecía de licencia de apertura y ni siquiera había hecho declaración responsable.

Si en las próximas 24 horas la Policía detecta que estos locales continúan incumpliendo el bando, el Ayuntamiento de Málaga ordenará su cierre cautelar durante toda la Feria, tal como prevé la ordenanza municipal.

Estas actuaciones en el centro histórico se suman a los cuatro cierres temporales de casetas del Real de Cortijo de Torres decretados hasta este martes por Fiestas debido a venta de alcohol a menores, consumo de estupefacientes y no respetar los espacios establecidos dentro de los locales.

Consulta aquí más noticias de Málaga.