La Diputación de Sevilla presta su apoyo a la Asociación para la Promoción de la Aceituna Sevillana, organismo del que la Institución Provincial es patrocinadora y al que tiene previsto subvencionar con 60.000 euros, en dos anualidades, como contribución a la financiación del proceso que la asociación tiene en curso y que culminará con la consecución de la denominación de calidad para las variedades Manzanilla y Gordal en torno a finales del primer trimestre del año que viene.

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación, ha reiterado la importancia de la colaboración de la institución que preside en este objetivo de la denominación de calidad para la aceituna sevillana, "hombro a hombro con las cooperativas de la provincia, los tres grupos de Desarrollo Rural y la patronal del sector, con ASAJA y COAG, entre otras entidades. Un tercio de la producción de las aceitunas manzanilla y gordal de la provincia".

Villalobos considera esencial "proteger a la aceituna sevillana, que es un producto estratégico de nuestro agro y del tejido económico provincial, del intrusismo. Lo que singulariza a nuestras manzanillas y nuestras gordales es su calidad, que se consigue a partir de una recogida manual, el tradicional 'ordeño en macaco', su seña de identidad, y de un aderezo que es único, el bien llamado estilo sevillano".

Según Villalobos, "apostar por la protección de la calidad es indispensable cuando sólo el diez por ciento de la producción de aceituna en el mundo se dedica a mesa y en una provincia como Sevilla, que es la primera productora de España en aceituna de mesa, con casi 300.000 de las más de 500.000 toneladas cosechadas en la campaña 2011/12, y con altos índices de empleo y peonadas registrados en este sector". "En estas condiciones de producción, es interesante para el incremento del mercado que los consumidores no tengan dudas a la hora de referenciar el origen de nuestras aceitunas", asegura.

El presidente de la Diputación insiste también en la importancia de la promoción de la aceituna de mesa. "Transformadores, envasadores e instituciones tenemos que ser uno a la hora de promocionar las cualidades organolépticas y el procesado de nuestras aceitunas, que las han convertido en líderes del mercado nacional e internacional". Aunque Villalobos apunta que "en un mercado que acusa cada vez más la creciente competencia de países emergentes, no podemos dar la espalda a los nuevos retos que se nos plantean de modernización y especialización".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.