La escuela de verano de la asociación de atención y apoyo integral a la persona con discapacidad intelectual y su familia (Amadiba) en Marratxí atiende a 43 personas de entre 16 y 48 años en agosto, según ha explicado su coordinador, Javier García, a la concejala de servicios sociales y familia del Ayuntamiento de Marratxí, Petri Galmés, que ha visitado este martes las instalaciones.

Durante su visita a la escuela de verano de Amadiba, sita en el colegio público Ses Cases Noves, Galmés ha recordado que "el Ayuntamiento les ha cedido por séptimo año un espacio donde desarrollar este proyecto", motivo por el que ha considerado que "los usuarios, profesionales y voluntarios de Amadiba ya forman parte de Marratxí".

En el transcurso de la visita, la concejala ha estado acompañada por la presidenta de la Asociación de madres de discapacitados de Baleares, Elvira Jiménez, y la directora del servicio de ocio y tiempo libre de esta entidad, Natalia López y por García, que les ha guiado.

Cabe destacar que Amadiba cuenta con una planificación que se adapta a las capacidades de los usuarios y combina propuestas de todo tipo. A lo largo de la semana realizan talleres de cocina y de creatividad, cuidan el huerto, hacen deporte, se relacionan con la comunidad y disfrutan de la piscina que se ha habilitado en el patio del colegio.