El padre del niño que sufrió un problema respiratorio el pasado viernes y criticó la falta de servicios de urgencias en el baile del vermú de Ciudad Real, Felipe Serrano, ha negado que el pequeño, de ocho meses, hubiera sufrido la semana pasada otra incidencia de este tipo.

Serrano, en el muro de Facebook de la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, niega así la afirmación que se hacía en este sentido en el comunicado emitido por el Ayuntamiento sobre este caso.

"No voy a entrar en más debates, pero es que se está haciendo daño a mi persona y a mi mujer en estos momentos tan difíciles", indica Serrano, quien remarca que su hijo "no tenía antes nada de nada, que es un niño sano" y señala que la familia fue a la Plaza Mayor al baile del vermú "como un día de la virgen, porque vinieron unos familiares y fuimos a enseñarles el vermú".

El padre recuerda que el grupo estaba en una de las terrazas, que regente un familiar y que fue cuando se iban a comer cuando el niño sufrió el problema respiratorio.

"Yo nunca he dicho que la culpa la tenga el Ayuntamiento. Como ciudadano puse una queja a mi alcaldesa, que para eso la votamos, para que escuchara, por si volviese a pasar", ha indicado.

Para finalizar da a la gracias a la Policía Local y, en particular, a los tres agentes que atendieron al niño. "No digáis más mentiras. Solo somos una familia normal de Ciudad Real", concluye.