El PP afirma que la "mala gestión" del gobierno municipal de Baza ha obligado al consistorio a renunciar a 5,2 millones de euros de Fondos Feder correspondientes al proyecto "Baza, más ciudad, más empleo" otorgados al municipio en junio de 2011.

"Se trata de un 35 por ciento del total de 14,7 millones concedidos inicialmente, de los que el 80 por ciento procedían de la Unión Europea, y que deberían haber estado ejecutados en diciembre de 2013, aunque el Ayuntamiento pidió una primera prórroga hasta diciembre de 2014 y acaba de solicitar una segunda hasta marzo de 2015", ha informado el PP en un comunicado.

La presidenta del PP bastetanto y senadora, María José Martín, ha lamentado lo que ha considerado una "tramitación absolutamente disparatada" del proyecto desde sus inicios lo que ha originado que "a estas alturas prácticamente no se ha ejecutado nada de lo proyectado, a pesar de que hace tres años que se concedieron las ayudas". De hecho, Martín ha confirmado que los primeros trabajos relacionados con el proyecto se iniciaron el uno de agosto.

"Así está claro que es imposible cumplir los plazos, lo que ha motivado la renuncia" ha asegurado la responsable del PP quien ha responsabilizado directamente a Pedro Fernández de la situación, "por haber desatendido y descuidado, con sus reiteradas ausencias en comisiones de gobierno y pleno, un proyecto esencial para el municipio".

En ese sentido, y a pesar de que desde el ayuntamiento se asegura que la renuncia obedece a razones de índole económico, Martín ha puesto en duda ese argumento, "ya que aunque es verdad que el ayuntamiento tiene una importante deuda, es una situación en la que también están otros ayuntamientos de la provincia que en la actualidad tienen ejecutados hasta el 70 por ciento de las inversiones".

Además, la también concejala 'popular' ha señalado que diez días después de la última renuncia —producida en el pleno de finales de julio— el ayuntamiento pidió una póliza de crédito para hacer frente a las certificaciones del resto del programa, "lo que demuestra que en realidad si el problema fueran sólo las razones económicas, el ayuntamiento tendría que haber renunciado a la totalidad del proyecto".

"Estos 5,2 millones podrían haber servido para rehabilitar y poner en valor el patrimonio de Baza como el Teatro Dengra, el Palacio de los Enríquez, la Alcazaba la plaza de Abastos, para mejorar el centro histórico y eliminar barreras arquitectónicas o para promover un nuevo polígono industrial y tecnológico en la A-92, pero ha sido una nueva oportunidad perdida", ha concluido Martín.

Consulta aquí más noticias de Granada.