La circulación por la Autovía del Cantábrico (A-8) ha quedado restablecida esta tarde tras unas siete horas cerrada al tráfico debido a la existencia de bancos de niebla en la zona.

La A-8 se cerró nuevamente al tráfico este martes a las 9,45 horas, entre O Alto da Xesta y Lourenzá, en Lugo, y ha reabierto a las 16,40 horas, según han informado a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los cortes de ambos sentidos de esta autovía han sido constantes a lo largo de las últimas semanas, después de que a finales de julio una colisión múltiple con casi medio centenar de vehículos implicados se saldase con la muerte de una mujer y diversos heridos.

De hecho, el Gobierno ha advertido de que el tramo de la A-8 afectado por la niebla mantendrá los cierres temporales hasta que se implanten las medidas de seguridad proyectadas por el Ministerio de Fomento.

Consulta aquí más noticias de Lugo.